Las obras de remodelación del último tramo de la antigua N-340 a su paso por Fuengirola entran en su recta final

El Ayuntamiento prevé que los trabajos que se están ejecutando en la avenida de Los Boliches concluyan antes de final de año. Se trata del último tramo que quedaba por remodelar en esta importante arteria de la ciudad. Cuenta con un presupuesto de 737.000 euros.

Los trabajos de remodelación que se están ejecutando en la avenida de Los Boliches, en la zona comprendida entre el Arroyo Pajares y la calle Rondeñas, encaran ya su recta final con el objetivo de concluir antes de las fiestas de Navidad. Se trata del último tramo que quedaba para reformar de la antigua N-340 a su paso por el término municipal de Fuengirola, por lo que esta importante arteria quedará completamente renovada tanto en sus infraestructuras soterradas como en superficie. La concejala de Urbanismo, Ana Mula, ha visitado hoy la evolución de los trabajos, que se encuentran muy avanzados. Movimientos Grupo O.V. S.L. es la empresa encargada de la obra, que ha supuesto la creación de 32 puestos de trabajos. El proyecto cuenta con un presupuesto de 736.927 euros y un plazo de ejecución de 3 meses y 3 semanas.

Mula ha manifestado su satisfacción por la marcha de las obras, que se están ejecutando entre el Mercado de Los Boliches y el monumento del 600. “Se trata de una actuación muy completa que terminará integrando la antigua Nacional 340 como una avenida que atraviesa Fuengirola de una punta a otra con el mismo diseño”, ha indicado. “Uno de nuestros compromisos era remodelar toda la antigua N-340 y con este último paso culminamos esta gran obra, dejando la arteria completamente unificada y dando una gran imagen a la ciudad tanto en sus accesos por el este y oeste”, ha señalado.

Los trabajos afectan a una superficie de 3.500 metros cuadrados y suponen una remodelación integral tanto en superficie como de las infraestructuras soterradas. Incluyen la renovación de todas las redes de suministro (aguas pluviales, agua potable y riego, alumbrado público así como baja tensión, telefonía y gas ciudad)  y el mobiliario urbano. Además, todo el diseño de la calle será reformado y se conseguirá una imagen similar a la del resto de la avenida.

Según ha informado la edil, ya ha concluido toda la instalación de infraestructuras soterradas, incluidas las correspondientes a los dos conjuntos de contenedores soterrados previstos, a falta de la colocación de los buzones y su conexión eléctrica. Los bordillos se encuentran prácticamente terminados y la instalación de la solería está muy avanzada, con casi un 100% en el acerado sur y en torno a un 70% en el norte. Mula ha informado de que, durante la próxima semana, se procederá a colocar el nuevo alumbrado, por lo que ya sólo faltaría la colocación del mobiliario urbano, extensión de la zahorra y, por último, del asfaltado.

Cabe recordar que el proyecto recoge la instalación de 18 nuevos bancos de función, 20 pilonas, 11 papeleras de fundición, 12 nuevas farolas y se plantarán 22 nuevos árboles. Además se eliminarán las barreras arquitectónicas, gracias a la creación de nuevas rampas, y se instalarán dos nuevos conjuntos de islas ecológicas para eliminar de la superficie los contenedores de basura.

Por otra parte, la edil ha informado de que desde los Servicios Operativos se ha aprovechado para reformar el acerado en la calle Rondeña para adaptarlo al del resto de la ciudad y eliminar las barreras arquitectónicas existentes. Además, se ha dotado de aparcamientos a esta calle, los cuales, junto con otros creados junto a la gasolinera, compensan la ordenación de los existentes en la avenida de Los Boliches.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies