Medio Ambiente lanza una original campaña para evitar que se vacíen los ceniceros de los coches en las calles de la ciudad

Se van a repartir 1.000 bolsas especiales en las dependencias municipales y en los talleres de coches del municipio. La concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Fuengirola, María Jesús Pascual, ha presentado hoy una original campaña de concienciación ciudadana que persigue evitar que aquellas personas que fumen en sus coches arrojen las colillas o vacíen sus ceniceros en la vía pública.

Para ello, ha anunciado que se repartirán sobre la segunda quincena del mes de marzo un total de 1.000 bolsas especiales en los edificios municipales y los talleres de reparación de coches de la ciudad.

 "Es una idea muy original que ponemos en marcha para intentar que se ensucie lo menos posible la ciudad y se haga un uso adecuado de la vía pública. Para ello hemos lanzado esta campaña con la que pretendemos captar la atención de los ciudadanos y eliminar en la medida de lo posible actuaciones como tirar los residuos del cenicero del coche a la calle. Queremos conseguir que Fuengirola esté cada día más limpia", ha explicado la edil.

 En cuanto a las bolsas destaca su diseño elaborado en friselina, un material muy higiénico que permite reutilizar la bolsita y poder colocarla en la palanca de cambio de marchas del vehículo. Tienen unas dimensiones aproximadas de 20 centímetros por 10 centímetros y en el frontal de la bolsa se insertará el logotipo “Fuengirola, un Sol de ciudad". Esta iniciativa medioambiental supondrá una inversión municipal de 230 euros.

 Cabe recordar que las ordenanzas municipales de Limpieza recogen la prohibición de arrojar desperdicios u objetos a la vía pública.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies