La Policía Local de Fuengirola estrena nuevo edificio tras las obras de ampliación y reforma acometidas durante el año pasado

Oña ha anunciado que se organizarán jornadas de puertas abiertas para que todos los ciudadanos conozcan este nuevo edificio.
El nuevo inmueble permitirá la ampliación de la plantilla y la creación de una Unidad para resolver problemas concretos en barrios de la ciudad

La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, ha visitado en el día de hoy el nuevo edificio de la Jefatura de Policía Local que permitirá mejorar la atención a los ciudadanos, ampliar la plantilla policial y poner en marcha nuevas unidades de trabajo. El nuevo inmueble se ubica en el antiguo patio de aparcamientos y, gracias a las obras que se han realizado, la sede de la Policía ha pasado a contar con más del doble de la superficie que había inicialmente. Son unas dependencias modernas y acordes al crecimiento y el ritmo de vida de la ciudad. El proyecto ha supuesto una inversión de 1.278.000 euros.

Oña, que ha recorrido el edificio junto al Intendente Jefe de Policía Local, Joaquín Rueda, el edil de Seguridad Ciudadana, Rodrigo Romero y los arquitectos del proyecto, ha mostrado su satisfacción por el resultado de los trabajos. “Creo que es impresionante como ha quedado. Se ha conseguido la integración natural del nuevo edificio con el que ya existía, que también se ha reformado. La Jefatura tiene ahora un diseño más bonito, es más amplia, muy diáfana, con mucha luz y muy alegre. Realmente se ha conseguido un espacio de trabajo que permitirá mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos. Por lo que creo que la inversión está perfectamente justificada”, ha asegurado.

La alcaldesa ha recordado que “cuando el Partido Popular llegó al gobierno en Fuengirola la Policía Local estaba en una sola habitación del antiguo ayuntamiento. Lo que tenemos ahora supera con creces a lo de otras poblaciones de nuestro entorno e incluso a edificios de capitales de provincia”. “Lo que queremos es que nuestra policía sea cada día más profesional y que pueda atender mejor a los ciudadanos”.

La regidora municipal ha anunciado que se organizarán jornadas de puertas abiertas “para que todos los ciudadanos conozcan estas nuevas instalaciones policiales que permitirán ofrecer un servicio de calidad. Queremos compartir esta obra con la ciudad que tiene que sentirse orgullosa de ella”.

Cabe recordar que los trabajos para la construcción del nuevo edificio de Policía Local se iniciaron en enero de 2009, y finalizaron en diciembre. Las obras han supuesto la construcción de un edificio que ha quedado unido al actual y que está situado en la parte posterior de la actual sede, elevándose sobre el patio donde aparcaban los vehículos.

El nuevo inmueble cuenta con un semisótano, una planta baja y dos más. Gracias a estas obras, de los 1.165 metros cuadrados construidos de la actual Jefatura se ha pasado a contar con 2.696  metros cuadrados, es decir, más del doble. Además, el proyecto permite la posibilidad de incorporar una nueva planta en el futuro.

Respecto a las mejoras que han supuesto los trabajos, desglosadas por plantas, el sótano que albergaba vestuarios y calabozos ha pasado de sus actuales 388 metros cuadrados a contar con 793 metros cuadrados. El nuevo espacio sirve como aparcamiento para el parque móvil del servicio policial.

La planta baja ha pasado también de 388 metros cuadrados a 793. Esto supone una mejora que los vecinos notarán de forma muy directa, ya que las nuevas dependencias permiten que los ciudadanos sean atendidos en unas instalaciones más cómodas y amplias.

En cuanto a la primera planta, también ha pasado de contar con 388 metros cuadrados a tener 787. Este incremento permite albergar las distintas mejoras técnicas que Policía Local pueda incorporar en el futuro. Y con esta misma previsión, el nuevo pabellón cuenta con una segunda planta de más de 322 metros cuadrados.

Un área acristalada une la zona antigua con la de nueva edificación, proporcionando un máximo de luz natural a los distintos espacios. En cuanto a la estética del nuevo mantiene una estética similar a la de la actual jefatura, pero con un diseño modernizado.

La ampliación permitirá, además de mejorar la atención a los ciudadanos, la creación de una Unidad específica compuesta por una veintena de agentes destinada a solventar problemas concretos de barrios y sectores de la ciudad. Una unidad que complementará a la Policía de Barrio, operativa desde hace una década, y que tendrá como único objetivo abrir una línea caliente de comunicación entre los vecinos y la policía, a la vez que se prevén reuniones permanentes con colectivos, mandos policiales y responsables políticos donde se planteen problemas concretos que sean de la competencia de la policía, hacer un seguimiento y propiciar una mejor respuesta. Esta nueva sección estará especializada en problemas concretos como violencia de género, venta de drogas y otros que se generen a través de esta línea de comunicación.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies