Fuengirola exige al Ministerio de Medio Ambiente que archive los expedientes sancionadores abiertos a los chiringuiteros

El pleno también ha solicitado que se renueven las concesiones para los 25 chiringuitos existentes por un plazo de 15 años, para garantizar así estos profesionales el desarrollo de su actividad de una forma estable y en las mejores condiciones. Se solicita también la inclusión de los cuatro establecimientos que cuentan con concesión directa de Costas, la creación de dos nuevos chiringuitos en la playa del Castillo y que el Bikini Beach pase a considerarse fijo.

El Ayuntamiento de Fuengirola continúa trabajando para conseguir que el sector de playas pueda desarrollar su actividad de forma estable. Para ello, es necesario que el Ministerio de Medio Ambiente renueve las concesiones a los propietarios de los chiringuitos, ya que dicha administración se niega desde 2004 a renovarlas y está sancionando a los chiringuiteros de la ciudad con multas que oscilan entre los 12.000 y los 30.000 euros. Pese haber asegurado el secretario General del Mar, Juan Carlos Martín, en su visita a Málaga el 15 de junio de 2009 que no se adoptarían medidas disciplinarias.

La edil de Playas de Fuengirola, Isabel Moreno, ha explicado que durante el 2008 se abrieron 220 expedientes sancionadores en Málaga. A fecha 20 de diciembre de 2009 el número era de 287. “El 5 de enero de 2010 el propio Consejero de la Presidencia de la Junta aseguró que más del 90 por ciento de los chiringuitos del litoral andaluz son plenamente legales o susceptibles de legalización con la normativa vigente, con independencia de que las competencias pasen al Gobierno andaluz”.

Moreno ha informado de que el sector de playas cuenta con 2.000 concesiones, de las cuales 900 corresponden a chiringuitos, que emplean a 40.000 trabajadores en toda Andalucía. En concreto, este sector puede facturar al año del orden de 500 millones de euros en toda nuestra región. Así, sólo las terrazas y los espeteros en la provincia de Málaga dan empleo a unas 6.000 personas, calculándose que unas 20.000 personas pueden trabajar en verano en los 400 chiringuitos, 600 parcelas de hamacas y 200 parcelas náuticas -deportivas.

Por este motivo, y tras la reunión mantenida entre el ayuntamiento y los empresarios de playas la pasada semana en la que volvieron a mostrar su malestar por esta situación, el Pleno ha aprobado hoy por unanimidad una moción del Grupo Municipal Popular en la que se solicita al Gobierno Central que archive de forma inmediata las sanciones abiertas a los titulares de los chiringuitos, que llegan hasta los 30.000 euros. Al mismo tiempo, se ha solicitado que se establezca una nueva concesión de 15 años para los 25 chiringuitos existentes, más los 4 establecimientos cuya concesión fue dada directamente por la Demarcación de Costas y la creación de 3 nuevos chiringuitos fijos en la playa del Castillo.

La alcaldesa, Esperanza Oña ha recordado que el Ministerio de Medio Ambiente lleva desde diciembre de 2004 sin renovar las concesiones y denegando las solicitudes de empresarios y ayuntamientos, manteniendo la precariedad del sector y laboral de miles de familias de todo el litoral malagueño.

“Pese a haber transcurrido más de cinco años desde la finalización de la concesión, el Ministerio de Medio Ambiente no ha adoptado ninguna decisión que permita a estos empresarios tener estabilidad en su actividad, garantizándoles de una forma ordenada el puesto de trabajo a todo este sector en nuestra ciudad. Únicamente ha aplicado decisiones sancionadoras, que además se han producido fuera del plazo en vigor de la autorización que en su día dio el Ayuntamiento”. “Se trata de una actitud que entendemos claramente amenazadora, muy lejos de centrarse en resolver el problema de forma definitiva”, ha manifestado.

Por su parte, la edil de Playas, Isabel Moreno ha asegurado que el Ayuntamiento estará en todo momento al lado de los chiringuiteros y hamaqueros. “Gracias al trabajo que entre todos hemos y estamos realizando, Fuengirola es un destino turístico de calidad y el municipio que más banderas azules tiene, siete de siete, porque nuestras playas están perfectamente ordenadas y con los mejores servicios”.

Para concluir, Oña ha acusado al portavoz del Grupo Municipal socialista, que aseguró en el pleno de diciembre de 2008 que el tema estaba solucionado, de haber mentido y engañado a todos los afectados por esta situación propiciada por el propio Gobierno Central, “ya que el problema persiste y además estas familias del sector de la playa están recibiendo sanciones bastante elevadas”. “El equipo de gobierno del Partido Popular sí está trabajado para solucionar esta situación y conseguir eliminar esas sanciones interpuestas por el gobierno del señor Zapatero, que es el causante de este problema”.

La moción aprobado hoy solicita: el archivo inmediato de cuantos expedientes sancionadores hayan sido abiertos a los titulares de los chiringuitos ubicados en las playa de la ciudad. La renovación de las concesiones por 15 años y que se incluya en esa relación a los cuatro chiringuitos con concesiones directas de Costas: Oasis, Racó de la Paella, Martín Playa y Botavara. Para estos cuatro establecimientos se solicita que la concesión también sea de 15 años y con las mismas características que la anterior: 150 metros cuadrados totales, de ellos 100 cubiertos y 50 de terraza. Además, se solicita la creación de dos chiringuitos en la playa del Castillo con concesión por 15 años y respetando la separación de 200 metros y que el Bikini Beach deje de ser del tipo desmontable anual y pase a considerarse fijo, con las mismas condiciones que los anteriores y situado en su actual ubicación.

Por último, la propuesta exige los puntos anteriores al Ministerio de Medio Ambiente y a la Junta de Andalucía si asume las competencias que está previsto se les transfiera.

Por su parte, el Ayuntamiento de Fuengirola se compromete con dicho Ministerio o con la administración autonómica, a estudiar un plan de homogeneización de playas que afectaría a todos los chiringuiteros durante el periodo establecido de 15 años. Para que esto sea posible, el ayuntamiento no permitiría ningún cambio de titularidad de los concesionarios, salvo en caso de fallecimiento de alguno de los propietarios, que pasaría a sus herederos.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies