Aumentan en un 70% los fuengiroleños que han decidido pactar el pago fraccionado de los tributos con el Ayuntamiento durante en 2008

El consistorio reforzó las facilidades de pago que tradicionalmente viene dando a las familias. La concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Fuengirola, Justina Martín, ha ofrecido hoy una rueda de prensa para recordar a los ciudadanos que el Ayuntamiento aumentó en 2008 las facilidades de pago de impuestos para aquellas familias que pasaran por problemas económicos.

Para ello, se aumentó la posibilidad de pago fraccionado dichas familias o particulares sin necesidad de presentar una garantía. El resultado ha sido que durante todo 2008 ha aumentado en un 70% aproximadamente el número de pagos fraccionados aceptados, alcanzando la cifra de 4.378.

 “Estamos pagando las consecuencias de una crisis económica que veía todo el mundo menos Zapatero y Chaves, que han insistido en negarla y que no han hecho nada por evitarlo. Cada día hay unos 3.000 parados más en España, 580 en Andalucía y 126 en Málaga”, ha señalado Martín. “En estos momentos, las familias son las más afectadas. Cuando tienen problemas para llegar a fin de mes, dejan de pagar aquellas facturas cuyas consecuencias no son inmediatas. Hacen frente al recibo de la luz, el teléfono o el gas para que no se lo corten, y en cambio no abonan el IBI, tasa de basura, OVP, etc., cuyas consecuencias no son tan directas”, ha explicado.

 La edil ha recordado a los ciudadanos que pueden acogerse al pago fraccionado casi “a la carta” para poder hacer frente a sus tributos y no acumular deudas. Para ello, sólo han de acudir al Departamento de Recaudación y solicitar el fraccionamiento. Una posibilidad a la que ya se han acogido 857 particulares en lo que va de año.

 En este sentido, la edil ha animado a adoptar esta fórmula ante el crecimiento de la devolución de los recibos experimentado el año pasado y que fue uno de los motivos por el que el Ayuntamiento ha puesto en marcha el Plan de Austeridad, además de la obligación y responsabilidad de dar ejemplo y solidarizarse con las familias que se aprietan el cinturón.

 Martín ha explicado que el Ayuntamiento tiene unos ingresos fijos como son el IBI, IAE, IVTM o OVP y otros variables que dependen de las actividades económicas que se realicen como las derivadas de ventas de casas, pago de plusvalías, nuevos comercios, colocación de vallas, etc. “Con la crisis generalizada y la economía paralizada, se han visto disminuidos de forma exagerada. Si la gente no compra, no hay plusvalías, hay menos obras por lo que se generan menos licencias de obra, se abren menos comercios, no se cobran tasas de apertura o de ocupación de vía pública”.

 Martín ha recordado que el Ayuntamiento ofrece facilidades de pago para hacer frente a los recibos. Así, se subvenciona con un 30% el pago de impuestos a los empadronados, a lo que se añade un 5% de descuento por domiciliación bancaria o por pronto pago. Además, todos los empadronados pagan menos por realizar las actividades, cursos o talleres municipales y se beca a aquellas personas que no puedan acceder a algunas de ellas.

 La edil ha recordado la contención del gasto que está llevando a cabo el Consistorio a través de las medidas contempladas en el Plan de Austeridad, como son la congelación salarial de la corporación, la reducción de horas extraordinarias, contratación directa de operarios para obras menores o la decisión de sacar a concurso público la línea telefónica municipal, entre otras. “El objetivo es reducir gastos, exceptuando los gastos sociales, que no sólo no han disminuido sino que se han reforzado a pesar de ser competencia de la Junta de Andalucía”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies