El Ayuntamiento de Fuengirola vuelve a instar a la Junta a que cumpla sus obligaciones como propietaria de las viviendas de Los Núcleos

El pleno ha aprobado hoy por unanimidad solicitar al Gobierno andaluz que asuma sus competencias y lleve a cabo el mantenimiento de estos edificios, y que, además, controle que los adjudicatarios de las mismas son los que viven en ellas. Al mismo tiempo, se ha demandado que se expulse de las viviendas a aquellos vecinos que desarrollen actividades ilegales en ellas.

El PSOE de Fuengirola reconoce la dejación de funciones de la Junta en la conservación de estos inmuebles y califica su estado como lamentable.

El Pleno del Ayuntamiento de Fuengirola ha aprobado hoy instar a la Junta de Andalucía a que cumpla con sus obligaciones y lleve a cabo la conservación y mantenimiento así como el control vecinal de los inquilinos de las viviendas “Arroyo Real”, más conocidas como Los Núcleos. Casi 200 familias fuengiroleñas se están viendo perjudicadas por la falta de actuación de la Administración Autonómica, como propietaria de dichos edificios. La propuesta presentada por el concejal de Seguridad Ciudadana del Grupo Municipal Popular, Rodrigo Romero, ha sido respaldada por todos los grupos de la Corporación. La Junta de Andalucía, a través de la EPSA, es la responsable de la administración y gestión del patrimonio que constituye el parque de viviendas de Promoción Pública de Andalucía, así como los locales comerciales y los garajes vinculados o no a ellas.

Este asunto es una cuestión sobre la que el equipo de gobierno lleva años trabajando. “La clara dejación de funciones del Gobierno andaluz afecta directamente a los edificios de Los Núcleos que se están viendo dañados y deteriorados paulatinamente. Desde su construcción en el año 91 la Junta no ha hecho nada, salvo unos arreglos de humedad y pintura en 2005”, ha apuntado el edil, cuya cuestión ha sido corroborada por el Grupo Municipal Socialista quien ha reconocido dicha dejación de funciones por parte de la Junta y el lamentable estado de estos edificios.

En este sentido, el edil de Seguridad Ciudadana ha asegurado que es el Ayuntamiento de Fuengirola, al ser la administración más cercana al ciudadano, el que asume de forma constante las demandas de los propios vecinos y que “pese a la colaboración que se presta por parte del consistorio, hay toda una serie de labores necesarias, que nos han transmitido los propios vecinos, que debería realizar la Junta en estos edificios, ya que su responsabilidad es exclusiva”.

La moción aprobada también insta al Gobierno andaluz a que como propietario controle que los vecinos que viven en las mismas sean las familias adjudicatarias y, si no es así, se desaloje por las vías legalmente establecidas aquellos que ilegalmente están ocupando una vivienda. “Tenemos conocimiento de varios casos en los que la Junta de Andalucía ha regularizado la situación de personas que han ocupado ilegalmente una vivienda, que ha quedado vacía, sin el previo informe de Asuntos Sociales, necesario para la adjudicación de la misma”.

Al mismo tiempo se ha reclamado que se expulse a los inquilinos que desarrollen actividades insalubres y/o molestas en sus viviendas. Romero ha explicado que “vista la escasa efectividad de la vía judicial para solucionar la problemática de los vecinos, desde el Ayuntamiento de Fuengirola se ha impulsado una innovadora idea, como es la utilización de la Ley de Propiedad Horizontal para poder desahuciar, bajo el amparo de la ley, aquellos vecinos que llevan a cabo actividades ilegales. Tenemos conocimiento de que hay siete u ocho casos de vecinos que hacen la vida imposible al resto y se conoce que alguno de ellos, incluso, trafica con droga. Por este motivo, también pusimos a disposición de la EPSA, el trabajo de la Policía Local de Fuengirola”.

El edil ha explicado que “por este motivo y ante la falta de respuesta por parte de la administración competente, primero nos pusimos en contacto con los vecinos y en noviembre nos reunimos en Málaga con el delegado y el jefe de servicio de la EPSA para transmitirle esta situación y su posible solución. Además, en febrero enviamos una carta, a la que a día de hoy no tenemos contestación. Por ello volvemos a traer este asunto a pleno para conseguir que los vecinos puedan vivir en las mejores condiciones”.

Según ha recordado Romero, fue en el año 1991 cuando la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía adjudicó esta promoción de viviendas públicas, que recibió el nombre de “Arroyo Real”. Se trata de una urbanización estructurada en 5 bloques de 6 plantas que suponen un total de 124 viviendas destinadas a familias carentes de recursos económicos de nuestra localidad.

En su intervención Romero ha querido dejar constancia del compromiso permanente que el Ayuntamiento ha mostrado con estos vecinos. El edil ha destacado que el objetivo del equipo de gobierno es mejorar el entorno de esta zona de la ciudad y que las familias puedan vivir en condiciones. Desde el equipo de gobierno se apuesta por ello y muestra de este compromiso es la puesta en marcha de proyectos como el Parque de las Palmeras, el Palacio de la Paz, la Piscina María Peláez, el Pabellón Juan Gómez Juanito o el Recinto Ferial. 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies