El Ayuntamiento distribuirá 6.000 conos-ceniceros para evitar que se dejen colillas en la arena de las playas fuengiroleñas

La iniciativa trata de mantener las playas limpias y ofrecer una magnifica imagen del litoral fuengiroleño, galardonado con siete banderas azules.

El Ayuntamiento de Fuengirola distribuirá a lo largo del presente verano 6.000 conos-ceniceros para evitar el depósito de colillas en la arena de las playas de la ciudad. Esta iniciativa se ha puesto en marcha a través de la Concejalía de Playas, que coordina la edil Isabel Moreno, quien se ha desplazado esta misma mañana hasta la playa de Fuengirola para presentar esta campaña municipal.

La iniciativa trata de mantener las playas limpias y ofrecer una buena imagen del litoral fuengiroleño, puesto que las playas, galardonadas con 7 banderas azules, son el escaparate principal de la ciudad, sobre todo en la época estival.

“Estos conos-ceniceros son muy útiles porque su forma de utilización es bastante fácil: te lo llevas, lo clavas en la arena y tiene incluso la típica hendidura para apoyar el cigarro. Además su tamaño es bastante reducido y se puede llevar en cualquier bolso de playa o neceser”, ha explicado Moreno. Los ceniceros se van a repartir a través del personal de Medios Acuáticos y de los operarios municipal de la Concejalía de Playas.

Los conos son reutilizables, es decir, “cuando esté lleno de colillas se puede vaciar en una papelera, meterlo de nuevo en el bolso de playa y volverlo a utilizar al día siguiente. Lo importante es que no lo dejen en la arena clavado porque sería peor, ya que tendríamos la playa vacía de colillas, pero llenas de ceniceros”, ha apuntado la edil.

Cabe señalar que, según la experiencia de años anteriores, cada día se arrojan a las playas de la localidad entre 400.000 y 500.000 colillas en la época estival. Como consecuencia de esto, el Ayuntamiento se ve obligado, un verano tras otro, a destinar a varios operarios de limpieza exclusivamente para la retirada de este tipo de residuos, que no son biodegradables y, por tanto, su eliminación depende únicamente de la labor de estas personas y, por supuesto, del sentido cívico de los usuarios de las playas.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies