La comedia llega al Palacio de la Paz con la obra "La Ley de la Selva", de Elvira Lindo, protagonizada por la marbellí Mariola Fuentes

La compañía Tomás Gayo Producciones representará la obra el viernes día 13 de agosto a partir de las 21:00 horas. El precio de las localidades será de 15 y 18 euros

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Fuengirola, Rodrigo Romero, ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa para informar de la obra de teatro "La Ley de la Selva", que representará la compañía Tomás Gayo Producciones el viernes 13 y el sábado 14 de agosto a partir de las 21:00 horas en el Palacio de la Paz.

Romero ha estado acompañado en la rueda de prensa por los actores protagonistas: Tomás Gayo y Mariola Fuentes, quienes han calificado la obra "como una comedia de humor blanco, muy divertida y para todos los públicos". Mariola Fuentes ha realizado con esta obra su primera incursión en el mundo del teatro después de una amplia trayectoria en cine (Carne Trémula, El Cielo Abierto, Volando Voy...) y televisión (Paco y Beba, Hospital Central...), mientras que Tomás Gayo ha centrado más su carrera en el teatro (Pato a la Naranja, El Tío de Carlos, La importancia de llamarse Ernesto...) alternándolo con intervenciones en televisión (Hospital Central, Aquí no hay quien viva...).

Después de actuar en teatros de toda España, esta pareja de actores trae al Palacio de la Paz de Fuengirola 'La ley de la selva', un delirante texto de Elvira Lindo dirigido por Nieves Gámez. Esta representación servirá como despedida para Mariola Fuentes, ya que la actriz marbellí abandona la obra en busca de nuevos retos profesionales.

El argumento gira en torno al personaje de Lupe, que se pregunta cómo será divertirse un viernes por la noche fuera de casa. Y es que su marido, dentista, la tiene casi secuestrada. Pero al piso superior llega un don Juan otoñal, bastante fantasma y miope, que le creará a la frustrada mujer una expectativa de aventura. Indi, de Indalecio, la abruma con sus relatos sobre la selva y los indígenas. Pero, al final, no será para tanto y Lupe cae en los brazos de un tercer hombre, más disparatado todavía.

Mariola Fuentes, en su debut teatral, provoca la carcajada desde la primera aparición. La suya es una vis cómica infalible, al estilo de las grandes del género, como Esperanza Roy, Gracita Morales o las Muñoz Sampedro. Su Lupe transita de la frustración al escepticismo. Pero no se confíen: su risa es de hiena. Si van al teatro ya averiguarán por qué. Le da la réplica Tomás Gayo en un ejercicio de transformismo continuo para pasar de un seductor a otro. Al final, su tercer personaje, suma los disparates de los anteriores para un final de vodevil o cabaret.

Desde el primer momento se advierte que la finalidad es hacer reír al espectador. Las escenas se suceden con rapidez gracias al funcional montaje que ha dirigido Nieves Gámez. Un atrezzo elemental y unos acertados cambios de luces marcan los distintos espacios de esta selva urbana. En ella los hombres son corderos con piel de lobo y las mujeres rehenes en las cabañas, dispuestas a empuñar la lanza en cualquier momento y arremeter contra todo lo que se les ponga por delante. Elvira Lindo ha escrito un texto directo, con un lenguaje coloquial lleno de socarronería, en el que no falta la reflexión tras haber provocado la carcajada.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies