El Ayuntamiento de Fuengirola consigue un ahorro de 2,3 millones de euros en diversas obras ejecutadas en la ciudad

El Plan de Austeridad del Ayuntamiento de Fuengirola, puesto en marcha en septiembre de 2008 para afrontar la actual crisis económica, sigue dando magníficos resultados.
La concejala de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Fuengirola, Ana Mula, ha ofrecido hoy una rueda de prensa para informar del ahorro conseguido en materia de obras ejecutadas en la ciudad gracias a la aplicación de las medidas incluidas en el Plan. En lo que va de año, los datos arrojan un ahorro de 2,3 millones de euros en este apartado. Este cifra se ha conseguido, por un lado, al ejecutar una serie de obras con medios propios, sin necesidad de sacarlas a licitación pública (ahorro de 300.000 euros), y por otro, al realizar diversas remodelaciones con cargo a las mejoras presentadas por empresas que han acometido trabajos en la ciudad (2.000.000 euros de ahorro).

Mula ha destacado que el equipo de gobierno puso en marcha un Plan de Austeridad como ejercicio de responsabilidad y solidaridad con las familias que se aprietan el cinturón. Así, en 2009, dicho Plan de Austeridad obtuvo un ahorro para las arcas superior a los 2,1 millones de euros (1,5 de gastos de personal y 600.000 por obras de Servicios Operativos). Este año se ha conseguido una reducción en gastos de personas de más de 2 millones de euros respecto al presupuesto de 2009.

En este sentido, la edil ha explicado que el ahorro conseguido en este ejercicio de 2010, 2,3 millones de euros, se desprende de la diferencia entre la licitación de obras municipales, que aumenta el coste a través de la contratación de una empresa, el pago de personal y los gastos generales. A lo que hay que sumar que el Consistorio fuengiroleño viene incluyendo desde hace ya tiempo en los pliegos de condiciones de los proyectos de obras que se han sacado a concurso la posibilidad de que las empresas propongan en sus ofertas mejoras que den la opción de que, con esas cuantías, se ejecuten otras obras, como ha sido el caso de calle Camino de la Condesa (ahorro de 758.035 euros), recientemente inaugurada.

"Esa gestión ha permitido materializar obras que de otro modo no se hubieran podido realizar porque no teníamos fondos. Son mejoras hechas por las distintas empresas que han concursado en los distintos procedimientos que hemos convocado. Una iniciativa municipal que ya sirve de ejemplo a otros municipios y que viene a beneficiar al municipio", ha destacado Mula.

La concejala de Obras e Infraestructuras ha manifestado que "el Ayuntamiento elaboró un Plan de Austeridad en el que se contempla sacar el menor número de proyectos a licitación y asumir por parte de los Servicios Operativos obras de mediana o gran envergadura que hasta el momento no solía ser habitual que los operarios municipales acometiesen". "Así que tengo que agradecer el gran esfuerzo de coordinación y de trabajo que han realizado estos trabajadores municipales durante este tiempo".

En este sentido, Mula ha repasado algunas de las actuaciones emprendidas por los operarios municipales, como son la pintura de los colegios (ahorro de 100.000 euros), obras en calle Baja (85.500 euros), acerado de calle Isla Gomera (10.000 euros) o las obras de remodelación que se han realizado en calle Héroes de Baler y calle Miguel de Unamuno (22.000 y 36.000 euros de ahorro, respectivamente). A estos trabajos se suman los ejecutados con cargo a las mejoras presentadas por diferentes entidades privadas como la remodelación ejecutada en el II tramo de calle Yunquera (160.783 euros de ahorro), calle Salvador Cortés (26.267 euros), acerado de calle Camino de Santiago (ahorro 52.014 euros), calle Rondeña, Lanzarote o el Plan Asfalto.

La edil ha señalado que se seguirán realizando obras por parte de Servicios Operativos siempre que se vea factible. "Vamos a continuar con esta política y ya se está trabajando en varios proyectos. Además, sólo sacaremos a concurso aquellas obras que sean importantes o de mayor urgencia o interés", ha indicado Mula.

También ha señalado como medidas de contención del gasto la reducción de las horas de trabajo fuera de la jornada laboral y el impulso a la redacción de proyectos para que puedan ejecutarse rápidamente una vez se haya mejorado la situación económica. Mula ha dejado claro que "siempre hemos seguido esta línea de austeridad, buscando todo tipo de opciones y recursos para ejecutar obras de mejora proyectadas para la ciudad sin coste municipal. Esta política se ha acentuado mucho más, a la vez que existe una concienciación de hacer un esfuerzo mayor para reducir coste y salir airosos de esta difícil coyuntura".

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies