El Ayuntamiento limpia los arroyos de la ciudad ante la falta de acción de la Junta de Andalucía

Los trabajos de limpieza de arroyos comenzaron el 15 septiembre. Se trata de una labor competencia de la Junta de Andalucía que asume el Ayuntamiento de Fuengirola ante la dejación de funciones manifiesta por parte del Gobierno andaluz.

La concejala de Playas del Ayuntamiento de Fuengirola, Isabel Moreno, ha ofrecido hoy una rueda de prensa en el arroyo Pajares, donde operarios municipales trabajan en la limpieza del mismo y que se extiende al resto de arroyos de la ciudad. Se trata de una tarea que emprende cada año el Consistorio ante la falta de ejecución por parte de la Junta de Andalucía, que es la administración que tiene las competencias al respecto.

Moreno ha explicado que los trabajos están siendo realizados por los 12 trabajadores de apoyo de playas y tienen como fin evitar que los objetos que se pueden acumular en los mismos puedan provocar inundaciones. "Cada año nos tenemos que encargar de esta tarea para mejorar la imagen de los arroyos y, sobre todo, como prevención, ya que acumulan muchos objetos y materiales que hay que retirar para evitar que se formen pequeñas presas que puedan dar lugar a inundaciones durante la temporada de lluvias. Por eso se trata de una labor muy importante que emprendemos por el bien general aunque no es de nuestra competencia".

Por ello, la edil de Playas ha reclamado nuevamente a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta que asuma sus competencias al igual que ha hecho en otros municipios de la provincia, como es el caso de Antequera donde ha realizado las tareas de limpieza de arroyos.

Moreno recordó que esta labor sí la hace la Junta en otros municipios gobernados por el PSOE, como es el caso de Antequera, donde la Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Antequera hicieron balance de los trabajos realizados en materia de limpieza de los arroyos ante los medios de comunicación, a diferencia de lo que ocurre en ciudades como Fuengirola donde el Consistorio tiene que hacerse cargo de dicha actuación pese a ser competencia de la Administración autonómica.

Se trata de otro gasto más que se añade a otros tantos que el Ayuntamiento acomete sin ser de su competencia. "No es de extrañar que los ayuntamientos tengan que destinar el 30 por ciento de los recursos municipales a servicios que son responsabilidad de las administraciones superiores".

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies