El Servicio Especial de Policía de Verano realizó un total de 460 actuaciones entre los meses de julio y agosto

Se trata de un refuerzo especial para las zonas de mayor incidencia, como son el centro de la ciudad y el paseo marítimo

Por primera vez, este dispositivo ha incluido policía de paisano, dando muy buenos resultados en las detenciones efectuadas por tráfico de estupefacientes. El Intendente Jefe de Policía destaca la ausencia de incidentes de gravedad.

El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Fuengirola, Rodrigo Romero, y el Intendente Jefe de la Policía Local, Joaquín Rueda, han ofrecido hoy una rueda de prensa en la que han hecho balance de las actuaciones efectuadas por la unidad especial de refuerzo puesta en marcha de cara al verano y que se encarga de reforzar la vigilancia en las zonas de mayor afluencia de personas o de especial incidencia, como son el centro de la ciudad y la zona de bares u ocio nocturno y el paseo marítimo.

Según ha indicado Romero, se trata de un dispositivo especial que se pone en marcha cada verano coincidiendo con la temporada alta turística durante los meses de julio y agosto. "Este año, gracias al aumento de la plantilla, hemos podido introducir importantes novedades como la policía de paisano, que ha resultado de gran ayuda para solucionar demandas ciudadanas y de la propia policía".

En este sentido, el edil ha informado de que el dispositivo, formado por 18 agentes, ha realizado un total de 460 actuaciones en materia de seguridad ciudadana y ordenanzas municipales. "El principal objetivo y el grueso principal de las actuaciones ha sido combatir el menudeo y consumo de estupefacientes, además de la venta de alcohol a menores y la permanente demanda de los comerciantes contra la venta ilegal, ambulante o piratería". En este último apartado, el edil ha señalado que se ha visto reducida la presencia de la venta de material falsificado gracias a este dispositivo.

En cuanto a las principales cifras, la mayoría de las intervenciones han estado relacionadas con la tenencia o consumo de estupefacientes, con un total de 233 actuaciones entre ambas, "cifra resultante de la mayor vigilancia en esta materia y de la eficaz labor de la policía de paisano".

Con respecto a las detenciones producidas, 25 de ellas fueron por delitos contra la salud pública (venta de droga), mientras que se realizaron otras 52 por distintos motivos, aunque el 90% de ellas se produjeron en materia de delitos contra la propiedad intelectual o venta ambulante.

Según ha indicado el Jefe de Policía, Joaquín Rueda, "este dispositivo ha ofrecido un gran resultado, siendo lo más importante la ausencia de incidentes de gravedad gracias a la presencia policial y de este dispositivo de refuerzo".

Otras actuaciones del balance fueron las40 intervenciones por venta ambulante, 20 por la realización de actividad sin licencia, nueve por venta de alcohol fuera de horario, cuatro por incumplimiento de horario de cierre u otras cuatro por trascender música al exterior.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies