Fuengirola presenta en la Audiencia Nacional el contencioso contra el Gobierno para reclamar la ejecución de la cuarta fase del paseo marítimo

"Hemos intentado por todos los medios desde hace seis años que se cumpla lo pactado, pero queda demostrado que Zapatero, como gobernante, es un hombre sin palabra", ha declarado Oña.

La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, ha confirmado que el Ayuntamiento de Fuengirola ha presentado esta misma mañana en la Audiencia Nacional de Madrid el recurso contencioso-administrativo contra el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino para exigir por vía judicial el cumplimiento del acuerdo firmado por ambas administraciones en 1995 por el cual el Ministerio de Medio Ambiente debe ejecutar la remodelación de la cuarta fase del paseo marítimo de la ciudad, correspondiente a la zona de Carvajal.

Oña ha recordado que la obra pendiente procede de un acuerdo entre el Ayuntamiento y el Gobierno de España con respecto a la remodelación del paseo marítimo, basado en un proyecto de ejecución que dividía la totalidad del paseo en cuatro fases. Así, el acuerdo entre el Consistorio y el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, con compromiso adquirido por la administración estatal en su Oficio de fecha 2 de octubre de 1995, establecía que el Consistorio ejecutaría el 25% del proyecto y el Gobierno el 75% restante (25% para cada fase). Después de que el Consistorio y el Gobierno hicieran las 3 primeras partes, en 2004 salió a concurso la cuarta y última, correspondiente a Carvajal, pero en julio de 2004, ya con Zapatero al frente del Gobierno, se anula la licitación sin explicación alguna.

"Desde ese año, hace ya seis, este ayuntamiento ha intentado por todo los medios que se cumpla lo pactado, que se cumpla lo prometido, que se haga lo que es nuestro y que no se vulnere el derecho de esta ciudad a la remodelación íntegra del paseo marítimo como se acordó hace quince años", ha indicado la regidora.

"Hemos dado al Gobierno un plazo más que suficiente para que reconsiderara su postura. Cuando anunciamos que íbamos a recurrir a la vía judicial también anunciamos que se mandaba un requerimiento para que el Ministerio cambiara su posición. Hemos demostrado paciencia y desde luego capacidad de soportar todo, pero no hasta el punto de que esto se convierta en un ataque directo y con premeditación contra esta ciudad", ha explicado Oña.

"Contra esta actitud de bloqueo permanente, no nos queda otra, después de demostrar durante seis años nuestra predisposición y resignación y paciencia. Hemos dado tiempo suficiente con el requerimiento y ya veremos cómo vamos evolucionando. Pero no nos gusta nada la informalidad del Sr. Zapatero que ha sido capaz de violar un acuerdo que ha sido respetado por distintos ministros de distintos gobiernos".

"Nuestro paseo supone nuestra tarjeta de presentación y, junto con las playas, nuestro mayor reclamo. Es el alma y la esencia de Fuengirola y, por tanto, todo el mundo entenderá los grandes esfuerzos que hacemos por tener un destino de primer nivel".

"Si Zapatero no hubiera mirado en 2004 hacia Fuengirola, hoy sería una realidad. Queremos recuperar la cordura, la seriedad, el rigor y la confianza. Este es un gobierno que funciona por ocurrencias e impulsos. Si es capaz de rectificar, que es lo que deseamos, procederemos de inmediato a retirar la demanda", ha asegurado la primera edil.

La remodelación del Paseo Marítimo parte de un acuerdo entre el Ayuntamiento y el Gobierno, mediante el cual el Consistorio pagaría el 25% y el Gobierno Central el 75% restante. El Ayuntamiento ejecutó la primera fase (Los Boliches), mientras que bajo el gobierno del PP se llevaron a cabo la segunda y la tercera fase. La cuarta estaba lista para ponerse en marcha en 2004, pero está paralizada desde entonces por el gobierno de Rodríguez Zapatero.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies