Comienzan las charlas informativas de la campaña “El Medio Ambiente en el hogar”

Ya ha finalizado la primera fase de la campaña, en la que se han repartido 3.000 embudos para el reciclaje de aceite usado.

El objetivo de esta iniciativa es concienciar a los vecinos de la importancia de adquirir nuevos hábitos para conservar nuestro Medio Ambiente.

La campaña municipal "El Medio Ambiente en el Hogar" afronta ya su segunda fase tras finalizar el reparto a través de mesas informativas en la vía pública de 3.000 embudos para el reciclaje de aceite usado. La campaña continúa ahora con el desarrollo de charlas informativas con colectivos del municipio sobre los residuos peligrosos en el hogar.

La concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Fuengirola, María Jesús Pascual, ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa para informar sobre esta campaña, que "ha tenido una gran acogida entre los vecinos y espero que este pequeño detalle de repartir embudos anime a retirar más aceite usado de los hogares".

La edil ha recordado que el aceite es un residuo doméstico con importante repercusión para el Medio Ambiente, y por tanto, es primordial que el aceite no se tire por el fregadero ni en otro lugar que no sea en sitios específicos para su recogida. Como dato destacable, cabe señalar que durante los siete primeros meses de 2010, es decir de enero a julio, en la ciudad se ha conseguido recoger 148.797 litros de aceite doméstico para convertirlos en biodiesel.

"Ahora comenzamos la segunda parte de esta campaña, que consiste en ofrecer charlas informativas sobre los residuos peligrosos en el hogar. Se impartirán principalmente en colegios, aunque cualquier colectivo que desee recibir estas charlas sólo tiene que ponerse en contacto con la concejalía", indicó la edil, que señaló las fechas de las primeras charlas que se van a impartir: "el 15 de octubre se ofrecerá una charla en Fuensocial; el día 19, en el colegio Salliver; el día 26, por la mañana, en el María Auxiliadora y por la tarde, en la sede de Mujeres por la Igualdad".

Esta campaña se ha puesto en marcha con los siguientes objetivos: motivar a la población para que adopte hábitos ambientalmente correctos en el uso de productos peligrosos comunes en los hogares; minimizar los daños ambientales que conlleva el uso irresponsable de este tipo de productos; concienciar a los ciudadanos de las consecuencias de un mal uso y gestión de los productos tóxicos y peligrosos.; y aportar los conocimientos e información necesaria para diferenciar los productos tóxicos y peligrosos.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies