Se duplica en tan sólo cuatro años el número de familias que se han acogido al pago “a la carta” para hacer frente al abono de sus tributos

Se trata de una de las medidas ofrecidas por el Ayuntamiento para facilitar a los ciudadanos, que estén atravesando problemas económicos, el pago de los impuestos municipales y permitirles así tener al día sus cuentas.

La concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Fuengirola, Justina Martín, ha comparecido hoy ante los medios de comunicación para informar de que alrededor de 1.500 familias fuengiroleñas se han acogido al sistema de pago fraccionado de las tasas y tributos, en lo que llevamos de año. En tan sólo cuatro años se ha duplicado el número de planes de pago fraccionados gestionados por la oficina Municipal de Recaudación, pasando de 638 en 2006 a 1.356 a fecha 3 de diciembre de 2010. El Ayuntamiento aumentó las facilidades de abono de impuestos para aquellas familias que pasaran por problemas económicos. Para ello, se ofreció la posibilidad de pago fraccionado sin necesidad de presentar una garantía y con el objetivo de permitir a los ciudadanos tener al día sus cuentas.

La edil ha recordado que "desde el equipo de gobierno y teniendo en cuenta la situación económica de muchos fuengiroleños, motivada por la actual crisis y la pérdida de empleo, entendimos que era necesario ofrecerles un sistema de pago casi a la carta para que pudiesen abonar el canon de los diferentes tributos. También vimos que era necesaria una medida como ésta puesto que muchos de ellos comentaban que preferían dejar de pagar aquellas facturas o tasas cuyas consecuencias no eran inmediatas para hacer frente al recibo de la luz, el teléfono o el gas que si lo son porque les cortan el suministro".

Los ciudadanos que necesiten acogerse al pago fraccionado para poder hacer frente a sus tributos y no acumular deudas sólo han de acudir al Departamento de Recaudación y solicitar el fraccionamiento. Una posibilidad a la que se han acogido unos 1.500 particulares en lo que va de año. Lo que supone un incremento del 112, 54% en sólo cuatro años.

Además, cabe destacar que el Ayuntamiento ofrece otras facilidades de pago para hacer frente a los recibos. Así, se subvenciona con un 30% el pago de impuestos a los empadronados y con un 5% de descuento por domiciliación bancaria o por pronto pago. Además, todos los empadronados pagan menos por realizar las actividades, cursos o talleres municipales y se beca a aquellas personas que no puedan acceder a algunas de ellas.

Para finalizar, Martín ha recordado que el equipo de gobierno puso en marcha en 2008, como gesto de solidaridad con todas las familias fuengiroleñas, un Plan de Austeridad con el objetivo de reducir gastos y así poder hacer frente a la crisis económica. La congelación salarial de la Corporación Municipal, la reducción de horas extras o la reducción del gasto protocolario conforman algunas de las medidas adoptadas.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies