Todas las playas de Fuengirola cuentan con espacios especialmente adaptados para discapacitados

La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, acompañada por la concejala de Playas, Isabel Moreno, y la edil de Atención al Residente Extranjero, Katia Westerdahl ha visitado hoy la playa de Las Gaviotas para conocer de primera mano el trabajo que se realiza en la parcela para discapacitados que gestiona desde el 15 de junio la Asociación de discapacitados Finlandeses de España. La regidora ha podido comprobar las excelencias de

las instalaciones adaptadas, que cada día usan una media de 40 personas y que cuenta con sillas y muletas anfibias, una grúa especial para facilitar el traslado de personas a las sillas especiales y, por supuesto, unas instalaciones totalmente adaptadas al uso de personas con movilidad reducida, desde un suelo de madera hasta duchas y aseos completamente adaptados.El Ayuntamiento de Fuengirola fue pionero en crear una parcela para este colectivo en el año 2000. Desde entonces, la playa de Las Gaviotas es un referente para las personas que, aquejadas de algún tipo de discapacidad permanente o temporal, desean disfrutar de un baño en la playa o simplemente de la cercanía del mar en un lugar perfectamente accesible y con todos los medios y materiales necesarios para poder desenvolverse con facilidad. "Son ya 11 años tremendamente gratificantes porque multitud de personas que sufren alguna discapacidad vienen con toda tranquilidad porque saben que tienen todas las condiciones necesarias para disfrutar de la playa", ha señalado Oña. La primera edil ha señalado que Fuengirola cumple con este colectivo doblemente ya que, además de contar con esta parcela completamente dedicada a personas con discapacidad, las 7 playas de la ciudad cuentan con una zona reservada para discapacitados que consta de ducha adaptada, pasillo de madera hasta acercarse a la orilla y pequeña tarima de madera con dos hamacas y sombrilla. Cabe recordar que el Ayuntamiento de Fuengirola fue pionero al adaptar en el año 2000 esta zona del litoral dotándola de los servicios e infraestructuras necesarias como plataformas, pasarelas, hamacas o sillas para que las personas con discapacidad o movilidad reducida puedan disfrutar plenamente de su estancia en la playa y del baño. La zona consta de numerosos aparcamientos reservados y personal cualificado para atender a los visitantes.La playa cuenta con 3 sillas anfibias que permiten a los usuarios acceder al agua con mayor facilidad, muletas anfibias e incluso una grúa para ayudar al personal y a personas discapacitadas con mayor dificultad de movimiento o peso a poder trasladarse a las tumbonas o a las sillas anfibias. Para ello, dos socorristas acuáticos de la empresa encargada del servicio de Salvamento y Socorrismo de Playas prestan asistencia a las personas que deseen utilizar estos servicios, unas 40 al día. Sólo en el primer mes de funcionamiento, un total de 312 personas disfrutaron de un baño completamente seguro con la ayuda de los socorristas que atienden en exclusiva a dicha parcela.También esta playa cuenta cada día con personas especialmente encargadas de atender a los usuarios, cuya concesión está a cargo de la asociación de discapacitados Finlandeses. Este servicio está operativo entre las 11.00 y las 20.00 horas, todos los días de la semana.El Ayuntamiento suministra módulos de aseos adaptados para discapacitados, módulos de almacén y pasillos enrollables para facilitar el acceso al agua con las sillas anfibias, entre otros equipamientos. Cabe recordar que las playas de Fuengirola cuentan con todos los servicios: aseos, duchas, parcelas de hamacas, zonas náuticas, parques infantiles, equipamientos deportivos, etc. Todas son accesibles a través de rampas y cuentan con reserva de aparcamientos para conductores con discapacidad.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies