Oña solicita devolver en diez años el desfase presupuestario generado por el Gobierno al ocultar la crisis

La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, ha comparecido en rueda de prensa para anunciar que llevará a pleno una moción para solicitar al Gobierno de la Nación el fraccionamiento en diez años de la devolución de la deuda que resulta de la liquidación de la participación en los tributos del Estado de 2009. Durante ese ejercicio el Consistorio recibió del Gobierno de España12,5 millones de euros de los

cuales tendrá que devolver a dicha administración 3,8 millones de euros, al no haber realizado el Ejecutivo Central unas previsiones realistas y acordes a los tiempos de crisis que atraviesa el país. Este desfase entre lo percibido y lo realmente correspondiente, que supone un margen de error del 30,7% del gobierno, tendrá que empezar a pagarse el 1 de enero de 2012 en 60 mensualidades.Oña ha explicado que "el Estado está reclamando a las distintas administraciones locales y autonómicas que se le devuelva unas cantidades de dinero porque se equivocó a la hora de hacer las cuentas de los fondos que envía a los distintos ayuntamientos y Comunidades Autónomas. El Estado, en función a los ingresos que tiene como pago de tributos de la población española, destina parte de esas cuantías a los ayuntamientos en función a su población y otros criterios". "El Gobierno socialista de España en 2009 ha mentido a los españoles ocultando la crisis en un 30% de su magnitud", ha apostillado.A este respecto, la alcaldesa ha asegurado que "si el gobierno hace mal los cálculos y manda un dinero para que las administraciones locales cuenten con esos ingresos, los ayuntamientos lo incluyen en sus presupuestos anuales, se gasta durante el año en servicios para los ciudadanos y, ahora, uno o dos años después nos dicen que se han equivocado en las cuentas y que los ayuntamientos tienen que devolver parte de esa cantidad económica, se produce una auténtica tragedia en las cuentas municipales. Y eso es lo que está ocurriendo en este momento en toda España a consecuencia de un gobierno incompetente, que planifica mal, que gobierna mal y que miente a los ciudadanos".El Gobierno transfiere cada año unos anticipos a cuenta a las administraciones locales y autonómicas en función de lo que estima que va a recaudar en ese ejercicio. Por lo general, se producen desviaciones en las previsiones, pero éstas han sido especialmente importantes en 2008 y en 2009, y en el caso de Fuengirola, el municipio tiene que devolver 1.114.256 euros y 3.864.655 euros, respectivamente. La liquidación correspondiente a 2008 y 2009 ha revelado que algunos ayuntamientos y Comunidades Autónomas recibieron del Estado más dinero del que realmente les correspondía, ya que el cálculo se hace atendiendo a los ingresos que el Estado prevé para el ejercicio, y ahora tendrán que abonarlo. Además, cabe destacar la reducción en un 23% de los recursos enviados a Fuengirola, que han pasado de 11.366.560 euros en 2007 a 8.718.917 euros en 2009. "El gobierno socialista de Zapatero ha negado la crisis desde que apareció y, en consecuencia, las cuentas que ha hecho siempre han sido unas cuentas engañosas, mentirosas y ajenas a las crisis", ha criticado Oña, que ha apuntado que "los ayuntamientos no somos responsables ni culpables de la devolución de esas cantidades que nos piden ahora porque nos las dieron en base a unas cuentas que hicieron mal. El Gobierno se ha equivocado año tras año al hacer los cálculos y los ayuntamiento se están endeudando por culpa del propio Gobierno".Antes de concluir, Oña ha manifestado que pasará lo mismo con los ejercicios de 2010 y 2011 en los que han aportado 11.344.272 euros y 12.568.945 euros, respectivamente. En estos dos últimos ejercicios aún no se ha ejecutado la liquidación.Cabe recordar que el Ayuntamiento de Fuengirola ya aprobó en pleno hace casi un año, el 30 de agosto de 2010, una propuesta similar en la que instaba al Gobierno Central a que aplicase a esta administración local las mismas condiciones especiales de pago de la deuda que habían sido concedidas a las Comunidades Autónomas, sin perjuicio de cualquier otro más favorable, en defensa del interés municipal y del equilibrio financiero del consistorio.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies