Fuengirola exige un plazo de diez años para abonar las cantidades recibidas de más por los errores de cálculo del Gobierno para tapar la crisis

El Ayuntamiento de Fuengirola ha instado al Gobierno de la Nación a la aplicación de un plazo de 10 años para la devolución de las cantidades recibidas de más por los errores de cálculo del Estado que resultan de la liquidación de la participación en los tributos del Estado. Este mismo plazo ha sido solicitado por la mayoría de las comunidades autónomas, por lo que "se apela a

los principios de no discriminación y colaboración institucional, en defensa del interés municipal y del menor perjuicio del equilibrio financiero de nuestra entidad". La moción del Grupo Municipal Popular ha contado con el respaldo de los grupos políticos en la oposición (PSOE e IU). Además, la moción señala el plazo de 10 años para la devolución, "sin perjuicio de cualquier otro más favorable para el interés municipal".Según ha explicado la edil de Economía y Hacienda, Carmen Malo, el Gobierno transfiere cada año unos anticipos a cuenta a las administraciones locales y autonómicas en función de lo que estima que va a recaudar en ese ejercicio. Sin embargo, en 2008 se equivocaron y no piden que devolvamos 1.114.256 euros y, lejos de corregir la situación, en 2009 vuelven a equivocarse, en este caso exigiendo la devolución de 3.864.655 euros. "En vista de estos dos casos, y en previsión de que hayan repetido el error para los años 2010 y 2011, solicitamos un aplazamiento del pago para que se pueda hacer efectiva en 10 años para cada ejercicio", ha indicado Malo.La edil ha alertado de la gravedad de estos errores de cálculo del Gobierno, ya que "de seguir produciéndose esta misma tendencia en la previsión del Estado pudiera darse la circunstancia de que los ayuntamientos no lleguen a percibir nada en concepto de participación en los tributos del Estado ya que sería todo compensación por devoluciones de liquidaciones de ejercicios anteriores".También ha destacado el aumento del error en las previsiones del Gobierno, ya que en 2009 el Consistorio recibió del Gobierno de España 12,5 millones de euros de los cuales tendrá que devolver a dicha administración 3,8 millones de euros, al no haber realizado el Ejecutivo Central unas previsiones realistas y acordes a los tiempos de crisis que atraviesa el país. Este desfase entre lo percibido y lo realmente correspondiente supone un margen de error del 30,7% del gobierno, que tendrá que empezar a pagarse el 1 de enero de 2012 en 60 mensualidades.Malo ha pedido al Gobierno que haga bien sus cuentas, ya que "el Gobierno del PSOE quiere ahora que los ayuntamientos paguen el error de su mala previsión y negación de la crisis¿. ¿Si nos obligan a devolverlo, al menos que nos den facilidades", ha señalado.Además, cabe destacar la reducción en un 23% de los recursos enviados a Fuengirola, que han pasado de 11.366.560 euros en 2007 a 8.718.917 euros en 2009. "El gobierno socialista de Zapatero ha negado la crisis desde que apareció y, en consecuencia, las cuentas que ha hecho siempre han sido unas cuentas engañosas, mentirosas y ajenas a las crisis", criticó recientemente la alcaldesa, Esperanza Oña, recordando que "los ayuntamientos no somos responsables ni culpables de la devolución de esas cantidades que nos piden ahora porque nos las dieron en base a unas cuentas que hicieron mal. El Gobierno se ha equivocado año tras año al hacer los cálculos y los ayuntamiento se están endeudando por culpa del propio Gobierno".Cabe recordar que el Ayuntamiento de Fuengirola ya aprobó en pleno hace casi un año, el 30 de agosto de 2010, una propuesta similar en la que instaba al Gobierno Central a que aplicase a esta administración local las mismas condiciones especiales de pago que habían sido concedidas a las Comunidades Autónomas, sin perjuicio de cualquier otro más favorable, en defensa del interés municipal y del equilibrio financiero del consistorio.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies