30 fuengiroleños fallecen antes de recibir las ayudas de la Ley de Dependencia

La Junta de Andalucía tiene paralizadas las ayudas de la Ley de Dependencia. Una situación que ha provocado que los 230 dependientes fuengiroleños a los que el Gobierno andaluz reconoció una situación de dependencia en Grado I, nivel 2, continúen a la espera de ser evaluados, pese a que la Administración Autonómica les comunicó en 2008 que se les valoraría en el último trimestre de 2010. Lo que supone

un importante retraso en la tramitación de dicha prestación. Además, 30 dependientes fuengiroleños han fallecido antes de recibir las ayudas. "La Junta ha tenido tiempo más que suficiente para hacer efectivos estos derechos, y los que están saliendo perjudicados son estos ciudadanos ya que no están percibiendo los servicios y prestaciones que les corresponden y tienen que afrontar los costes que les supone recibir estos servicios de forma privada", aseveró el edil de Servicios Sociales, Francisco José Martín.Por ello desde el Ayuntamiento de Fuengirola se ha instado al Gobierno andaluz a que proceda a reconocer el derecho a las prestaciones correspondientes a las personas valoradas con este grado de dependencia para lo cual deberá publicar los servicios en el BOJA y realizar la carga de los expedientes en la plataforma digital Netgefys, reconociendo la efectividad del derecho adquirido. El sistema informático de la Junta, necesario para que los técnicos de Servicios Sociales puedan tramitar dicha prestación, continúa bloqueado. Así, el edil explicó que todas esas personas en la resolución por la que se les reconoce ese grado y nivel de dependencia se les dice literalmente: "cuando el derecho de acceso a los servicios y prestaciones correspondientes deba hacerse efectivo en año distinto a aquel en que se haya dictado la resolución de la situación de dependencia, la propuesta del Programa Individual de Atención (PI.A.) se elaborará por su Centro de Servicios Sociales Comunitarios en los tres meses anteriores al inicio de su año de implantación".Martín ha asegurado que "la Junta sigue sin permitirnos el acceso al sistema informático necesario para conocer las prestaciones a las que estas personas pueden optar, tramitar la ayuda y poder finalizar los P.I.A. Una situación que ha generado que los doscientos fuengiroleños que tienen derecho adquirido a fecha de 1 de enero de 2011, no han contado con ese derecho debido a la dejadez de la Junta de Andalucía, gobernada por el Partido Socialista". Las personas en este grado de dependencia necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día, o tienen necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal. Así, los servicios y prestaciones que les corresponden son: servicios de promoción de la autonomía personal; servicio de teleasistencia; servicio de ayuda a domicilio; servicio de Centro de Día o de Centro de Noche; prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar; o prestación vinculada al servicio.Antes de concluir, el edil Francisco José Martín recordó que es la Junta de Andalucía quien tiene las competencias en materia de Servicios Sociales, y delega parte de esas obligaciones en los ayuntamientos al ser la administración más cercana al ciudadano.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies