El Ayuntamiento aprueba iniciar el expediente para el nombramiento de Guillermo Rodríguez Alonso como Hijo Adoptivo

El Pleno del Ayuntamiento de Fuengirola ha aprobado iniciar el expediente para el nombramiento de Guillermo Rodríguez Alonso como Hijo Adoptivo de Fuengirola. El instructor de dicho expediente será el concejal de Cultura y Seguridad Ciudadana, Rodrigo Romero, mientras que se ha designado como Secretario del mismo al funcionario, José Antonio García Moreno, adscrito al área de Deportes, como Jefe de Servicios.

Guillermo Rodríguez Alonso nació en Porriño (Pontevedra) en 1934. La inquietud que siempre le ha acompañado le llevó a crear un equipo de fútbol con sólo 15 años. Se llamaba Fortuna y con él hizo sus pinitos en la liga de Vigo. La pasión por el balón la compaginaba con el trabajo en el aserradero familiar, donde apenas cobraba diez pesetas.

Con 19 años, se marchó a Venezuela, donde residió durante seis años. Empezó a trabajar en una imprenta, aunque en cuanto ahorró lo suficiente montó su propio negocio: una carpintería. Durante esta etapa no abandonó su pasión por el fútbol y creó un club de Acción Católica, donde se mezclaba el balón con la educación de los niños de barrio.

Transcurridos esos seis años, regresó a España. A los pocos meses compró el aserradero familiar y conoció a la que hoy es su mujer, Mary Luz, con quien contraería matrimonio dos años después.

A causa de los problemas de salud de uno de sus hijos deciden cambiar de aires y trasladan su residencia a la Costa del Sol. En 1973, en pleno boom turístico, decide centrar sus negocios en el sector inmobiliario y construye un edificio de 56 apartamentos en Fuengirola.

A partir de entonces, Guillermo se dedicó a invertir en terrenos. Pero también a implicarse en la vida de Fuengirola, creando un club polideportivo para 600 niños y, más tarde, convirtiéndose en presidente fundador del Club Náutico, con el que llegó a acoger un campeonato mundial y varios regionales y del que salió la campeona olímpica de vela Teresa Zabell.

Hace unos años se gestó Reserva del Higuerón, un complejo residencial asentado entre Fuengirola y Benalmádena que se ha convertido en el emblema del grupo inmobiliario.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies