El break-dance se incorpora al Fuengirola Skate Plaza

Jóvenes b-boys fuengiroleños han realizado una exhibición para dar a conocer públicamente las nuevas instalaciones, creadas por el Ayuntamiento de Fuengirola

Los aficionados al baile Break-Dance de la provincia ya tienen un punto de encuentro en Fuengirola. El Ayuntamiento ha creado un espacio especialmente diseñado para los practicantes de este baile acrobático en el Fuengirola Skate Plaza. Hoy han dado buena muestra de sus posibilidades un grupo de b-boys (así se denomina a los practicantes de este baile) fuengiroleños, que han realizado una exhibición para dar a conocer la instalación y que ha contado con la presencia de la alcaldesa, Esperanza Oña, y del edil de Juventud, Juan Lazo.

Los practicantes de break-dance han querido "agradecer esta iniciativa del Ayuntamiento, porque llevamos mucho tiempo bailando en el suelo en la calle y ahora vamos a poder tener un sitio en condiciones y digno para poder bailar".

Un espacio, junto a uno de los mejores parques para el patinaje y skate de España que, según aseguran, "se va a convertir en un punto de encuentro para la cultura del break dance, el hip-hop y los graffitis y nos va a ayudar a que la gente venga, nos conozca y se pueda aficionar a esta actividad".

Con estas instalaciones, el Ayuntamiento ha querido atender la demanda de los practicantes de este deporte en la ciudad. Para ello, ha creado un espacio con una superficie deslizante ideal para los aficionados a esta actividad de expresión corporal.

La zona dedicada a la práctica del break-dance se ubica junto al muro de graffiti, con la idea de ir convirtiendo el Skate Park en un gran centro de ocio alternativo para los jóvenes. En este sentido, el Ayuntamiento espera que "este sea el primer paso para en el futuro poder hacer una escuela de break dance en el área de Juventud".

El Break Dance es una danza urbana que forma parte de la cultura hip-hop surgida en las comunidades afro-americanas de barrios neoyorkinos como el Bronx y Brooklyn en los años 70, aunque el reconocimiento real de esta forma de cultura se daría en la década de los 80.

Es un baile que combina una serie de movimientos aeróbicos y rítmicos, influenciados por bailes aborígenes, artes marciales, gimnasia y la música funk. La lista de los movimientos es enorme y requiere gran dedicación y disciplina para llevarse a cabo.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies