Oña alerta de la caída en casi un 90% de los ingresos urbanísticos desde el año 2006

La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, ha ofrecido una rueda de prensa para alertar de las dificultades económicas por las que atraviesa el Ayuntamiento, escenificada en la caída de los ingresos urbanísticos en los últimos años en casi un 90% con respecto a los años anteriores al comienzo de la crisis económica. Para ello, la regidora ha mostrado un gráfico en el que se comprueba cómo se han ido

reduciendo los ingresos por actividad urbanística paulatinamente, de forma que 2006 se cerró con casi 8 millones de euros facturados por el millón recaudado en los que llevamos de año. "Hemos analizado los ingresos de los últimos años en materia urbanística y nos pone de manifiesto una evidencia terrible, pero al mismo tiempo también nos indica el engaño del engaño de un gobierno que se ha negado a aceptar la realidad a pesar de que contaban también con datos similares, por lo que sabía cómo se iba descalabrando el país poco a poco en cuanto a su capacidad de generar recursos y una economía dinámica", ha indicado. Y es que, según ha recordado Oña, a la tremenda disminución de los ingresos municipales, se une la devolución de las cantidades aportadas por el Estado en base a los cálculos erróneos que hizo el Gobierno del PSOE de los ingresos correspondientes a los años 2008 y 2009, "por los que ahora nos piden que devolvamos 5 millones de euros". La primera edil ha avisado de la complicada situación que atravesará el municipio si el Estado vuelve a reclamar una cantidad similar correspondiente a los ejercicios 2010 y 2011. "Ahora mismo ya es un hecho que nuestras transferencias del Estado de dos años son 5 millones menos y, si en los dos años siguientes nos reclaman la misma cantidad, estaríamos hablando de que Fuengirola ha recibido10 millones de euros menos de los ingresos estatales en cuatro años", ha añadido. La regidora ha destacado que, pese a la caída tan grande de los ingresos municipales y a la difícil situación económica que atraviesa el país, el Ayuntamiento no ha efectuado todavía "ni un solo recorte ni ha subido los impuestos". Oña ha recordado que el Ayuntamiento de Fuengirola, adelantándose a la gran mayoría de administraciones públicas, puso en marcha en 2008 un Plan de Austeridad municipal que sigue mejorándose cada año con nuevas medidas, como el plan de ahorro energético presentado hace una semana. "Apelo a la comprensión de los fuengiroleños y a la solidaridad de los vecinos porque este municipio es de todos nosotros, porque estamos en tiempo de dificultad y desde el Ayuntamiento y el equipo de gobierno se está haciendo un esfuerzo sobrehumano para no producir ningún tipo de recorte, para que las nóminas no se vean afectadas, para que no lleguemos a despidos como han hecho otros ayuntamientos, para que no tengamos que recurrir a ninguna medida que sea desagradable y triste", ha destacado. La alcaldesa ha reafirmado su compromiso con el mantenimiento de todos los servicios y el nivel de prestaciones que ofrece el municipio. "Entre todos los fuengiroleños tenemos que comprender que Fuengirola está dentro de España y que España es un país que está prácticamente intervenido desde el pasado verano y a punto del rescate. Por tanto, no nos podemos evadir de esta situación", ha señalado. Por todo ello, Oña ha indicado que el Ayuntamiento trabaja por mantener el nivel de servicios que ofrece "con grandes esfuerzos, muchas horas de trabajo y con mucha ilusión y optimismo en el futuro". "Pienso que pasamos por momentos de dificultad y que se pueden superar en toda España. Podemos tener otras políticas que nos conduzcan por unos caminos más seguros, más esperanzadores, y con ellos nuestro municipio también irá por otros derroteros", ha concluido.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies