El Ayuntamiento establece cinco puntos de recogida de poda en Torreblanca para evitar los vertidos ilegales

El concejal de Limpieza del Ayuntamiento de Fuengirola, Pedro Vega, y la concejala de Atención al Residente Extranjero, Katia Westerdahl, han ofrecido una rueda de prensa para anunciar que el Ayuntamiento ha establecido cinco puntos autorizados para la recogida de poda en la zona de Torreblanca, con el objetivo de evitar los vertidos descontrolados que de forma ilegal se producen en esta zona de la ciudad.Vega ha señalado que,

dada la problemática que genera en Torreblanca la recogida de poda, se ha decidido establecer una serie de puntos para la retirada controlada de los residuos de los jardines y zonas verdes de la zona. Para ello, se ha contado con la colaboración de la empresa de recogida de poda, FCC, y con las pautas de los técnicos municipales para elegir los lugares geográficamente idóneos para dicha tarea. "Los vecinos de Torreblanca nos han alertado del vertido descontrolado de restos de poda en la vía pública, un hecho que está prohibido por las ordenanzas de limpieza. Por ello, hemos establecido cinco puntos de recogida que vamos a informar a todos los vecinos de Torreblanca a través de una circular en español, inglés y finlandés, además de comunicarlo en reuniones con vecinos y administradores de fincas de la zona", ha indicado Vega. Los cinco puntos establecidos para la retirada de podas estarán debidamente señalizados en las siguientes calles: Hiedra, Hortensia y las confluencias entre calle Helechos con Fresno, Castaño con Gorriones y Oropéndola con calle Golondrinas. Los vecinos podrán depositar los restos vegetales en estos puntos autorizados sólo los jueves, para poder mantener un control en la recogida de este residuo, que se realizará los viernes por parte de la empresa encargada del servicio. "Queremos que todos los ciudadanos puedan depositar de manera legal y controlado los jueves los restos de poda que generen, ya que la poda no puede generar un problema de imagen para la ciudad", ha destacado el edil, que ha mostrado algunas fotografías en las que dichos restos ocupaban prácticamente la totalidad del acerado en algunos puntos. Vega ha añadido que la Policía Local vigilará la zona con especial atención a los vertidos de poda, con el fin de evitar el depósito de restos ilegalmente en la vía pública. Y es que, según ha informado la empresa encargada del servicio, sólo en noviembre, el 31% de los restos retirados en la zona se trataba de vertidos ilegales, cifra que en verano llega a alcanzar el 50%, provocando mala imagen en muchas calles del entorno. Por su parte, Westerdahl ha agradecido a los vecinos que han hecho llegar sus recomendaciones y quejas al Ayuntamiento: "Nos hemos puesto manos a la obra rápidamente, ante los escritos y llamadas de vecinos que se quejaban de esta situación, que no podemos permitir". "Torreblanca es una zona preciosa de Fuengirola, con grandes zonas verdes y jardines, y no podemos permitir que esta situación estropee la buena imagen de la zona y la buena conducta de la mayoría de los vecinos", ha concluido.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies