La cuarta fase de la reordenación del tráfico de Torreblanca entró en funcionamiento tras alcanzarse un acuerdo unánime con los vecinos

Este plan persigue mejorar la seguridad vial en la zona tras el importante aumento de población experimentado en los últimos años. En total se han introducido o modificado unas 700 señales de tráfico.

El Ayuntamiento de Fuengirola ha puesto fin a la Reordenación del Tráfico en Torreblanca. La Policía Local colocó a finales del mes de marzo todas las señales de tráfico necesarias para poner en marcha la nueva ordenación, con el objetivo de aumentar la seguridad vial y la fluidez en la circulación. En total, las cuatro fases han afectado a un centenar de calles y han requerido la instalación, renovación o modificación de unas 700 señales de tráfico. 

Con respecto a los cambios efectuados, el edil de Seguridad Ciudadana, Rodrigo Romero, aseguró que “siempre se ha contando con el consenso de los vecinos, a los que hemos atendido en varias reuniones, unificando sus peticiones y llevando a cabo aquellas que eran viables desde un punto de vista técnico y de seguridad y que aportaban una mejora colectiva al proyecto”. “En definitiva, el objetivo desde el principio ha sido disminuir los riesgos y mejorar la fluidez de la circulación, velando por el bien común de todos los ciudadanos”.

Romero ha explicado que durante las reuniones mantenidas entre los responsables de tráfico de Policía Local y los representantes de los vecinos de Torreblanca para la definición final de la cuarta fase, estos ciudadanos trasladaron además una propuesta que no afectaba a la última fase sino a la calle Tórtolas, incluida en la tercera. “Desde Policía Local se ha procedido al estudio de esta solicitud. De hecho, a los vecinos se les comunicó que si contaba con la aprobación del área de Tráfico se realizaría el cambio. En concreto, esta pequeña modificación de sentido se va a llevar a cabo, entre las calle Dalias y Tórtolas, puesto que cuenta con los informes positivos de Policía Local. Esta demanda ciudadana, como todas las que llegan a Policía Local, se ha estudiado y en este caso, se ha comprobado que es viable, por lo que se ejecutará en breve”.

Cabe recordar que para la puesta en funcionamiento de la cuarta fase se han colocado 110 señales viarias necesarias, de las cuales 80 son nuevas y 30 corresponden a sustituciones o cambios de otras que se encontraban obsoletas. Esta última fase engloba unas 20 calles en la zona más oriental de Torreblanca.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies