Arrancan los trabajos de remodelación de la segunda fase de calle Madrid

La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, acompañada por la concejala de Urbanismo, Ana Mula, ha visitado el inicio de los trabajos de remodelación integral de la segunda fase de la calle Madrid, ubicada entre la calle Héroes de Baler y el Callejón del Matadero, cuyas obras se ejecutan con medios propios a través de los Servicios Operativos. Ya han comenzado las obras en este tramo de la vía, ubicado

entre la calle del Mar y la calle Margarita, y que supondrán un ahorro para las arcas municipales solo en este tramo de 170.000 euros, teniendo un presupuesto de ejecución material de 260.000 euros. El plazo de ejecución de este tramo es de 4 meses. Oña ha aprovechado para visitar el resultado de la remodelación ejecutada en la primera fase, entre calle del Mar y callejón del Matadero, que concluyó en el mes de diciembre. La regidora ha comprobado de primera mano el resultado de la obra, que ha cambiado por completo la imagen de la calle, unificándola con la del resto de la ciudad. Además, según ha explicado Oña, se está aprovechando la obra para renovar la solería de los pasajes peatonales que confluyen en este tramo de la calle Madrid, para así adaptarlos al resto de la vía. La primera edil ha recordado que "se trata de una calle muy larga y que hemos tenido que dividir en estas tres fases al ejecutarla con los Servicios Operativos". La remodelación está presupuestada en casi un millón de euros, pero gracias a la ejecución con personal municipal, el Consistorio obtiene un ahorro aproximado de 500.000 euros. La segunda fase de los trabajos contempla, al igual que en el resto de la calle, la renovación integral de la vía, tanto de sus infraestructuras soterradas como en superficie. En este sentido, la regidora ha resaltado que se sustituirá la actual red de saneamiento por una nueva, separando la red de fecales de la de pluviales. Además, gracias al soterramiento de las conducciones de electricidad y telefonía, se eliminarán los cruces aéreos de cables, mejorando sensiblemente la estética de la calle. Con respecto a la obra en superficie, esta contempla la adaptación de las aceras a la normativa actual, con un ancho de 1,5 metros y la creación de 6 rampas a cota cero. La vía incluirá alcorques y la plantación de 22 nuevos árboles dotados de riego por goteo. Se ha previsto la instalación de una isla ecológica, además de 8 papeleras de fundición, 20 pilonas y 9 nuevas farolas."Es un trabajo muy oportuno ya que la calle era muy antigua y llevaba muchos años sin tocarse, así que los vecinos de esta calle podrán disfrutar a lo largo del año de una vía renovada y adaptada a la imagen e infraestructuras de las que disfruta el resto de la ciudad", ha destacado la regidora.La calle tiene una gran extensión, con una longitud de casi 500 metros y una superficie de 5.500 metros cuadrados, por lo que se decidió dividir en 3 fases para evitar complicaciones. Una vez concluyan los trabajos, toda la calle quedará con el mismo diseño estético empleado en el resto de vías del municipio y se ordenará la entrada y salida de la misma, ya que al ser de único sentido, ocasionaba problemas en la circulación debido a la estrechez de la calle. Para mejorar la ordenación y la entrada y salida de la vía en su primera fase, se ha retranqueado el acerado, posibilitando la ampliación del ancho de la calzada. Para que los coches puedan entrar y salir de forma ordenada, se ha creado una "raqueta" al final de la calle que podría contar con un semáforo para ordenar la entrada y salida de vehículos.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies