Una treintena de puestos se adhieren al plan de recogida especial de residuos de productos cárnicos y pescados en los mercados municipales

La normativa vigente obliga a que este tipo de residuos de origen animal, se eliminen de forma diferente, no pudiendo ser arrojados al contenedor de la vía pública ni retirados por el servicio de basura normal del municipio

El concejal de Limpieza del Ayuntamiento de Fuengirola, Pedro Vega, ha informado esta mañana sobre el plan de recogida especial de residuos de productos cárnicos y pescados en los mercados municipales, que puso en marcha durante el mes de octubre y al que se han adherido ya una treintena de comerciantes. La iniciativa está dirigida a carnicerías y pescaderías ya que son los establecimientos que generan residuos de origen animal y éstos no pueden ser eliminados como el resto de la basura.

"Los despojos de las carnicerías y las pescaderías no se pueden tirar al contenedor habitual de residuos sólidos urbanos sino que tienen que tener un tratamiento especial, tal y como marca una normativa andaluza", ha recordado Vega que ha señalado que este plan se puso en marcha con el objetivo de garantizar que los residuos que se produzcan en este tipo de negocios "sean eliminados de forma correcta y diferenciada para evitar que contaminen a otros alimentos que puedan manipular o vender".

El edil ha avanzado que hasta la fecha más de 30 puestos de carne y pescado cuentan ya con los contenedores especiales donde poder depositar los despojos y a lo largo de estos meses, es decir desde octubre hasta marzo, se han retirado casi 20.000 kilogramos de este tipo de residuos. Cabe recordar que la medida, que fue consensuada con la asociación de comerciantes, estuvo en periodo de adaptación durante un mes en los dos mercados municipales, Mercacentro y Los Boliches, y en el mercado de El Boquetillo.

La empresa Coinsuca es encargada de la distribución de los cubos especiales, que llevan el rotulo "Desechos y desperdicios", y de la recogida de los residuos. Así, los establecimientos que se hayan adherido a esta iniciativa tan solo deberán ir almacenando en estos recipientes las sobras de los productos mencionados. Deberán tenerlos bien cerrados siempre con la tapadera. La empresa pasará a retirarlos tres veces en semana (martes, jueves y sábado).

Tal y como ha avanzado Pedro Vega, la normativa vigente obliga a que este tipo de residuos de origen animal, se eliminen de forma diferente, no pudiendo ser arrojados al contenedor de la vía pública ni retirados por el servicio de basura normal del municipio. Como norma habitual, como comerciante gestiona su eliminación a través de una empresa autorizada. "Gracias a las gestiones que se han realizado desde el Ayuntamiento, de lo que se ha tratado es de unificar dicho servicio en una misma empresa para que les salga más ventajoso".

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies