El Plan de Inspección Tributaria para evitar el fraude fiscal genera más de 1.100 actuaciones desde enero

La concejala de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Fuengirola, Carmen Malo, ha informado sobre el intenso trabajo que se está realizando en materia de lucha contra el fraude fiscal por parte de los trabajadores del Plan de Inspección Tributaria puesto en marcha el pasado 1 de enero. Así, en lo que llevamos de año hasta el día 19 de abril, se han realizado más de 1.100 actuaciones enmarcadas en dicho plan.

Según ha explicado la edil, el Consistorio aprobó la realización del plan con el objetivo de "poner al descubierto a aquellos negocios o actividades que puedan incumplir la Ley y evitar la competencia desleal y el fraude. Al mismo tiempo, el plan nos ayuda a actualizar los datos de negocios o inmuebles, comprobando que la documentación que consta en el Ayuntamiento es la correcta y no ha variado".

Con respecto al grueso de las actuaciones llevadas a cabo, 280 se corresponden con irregularidades detectadas durante las inspecciones realizadas en la calle, derivadas en su mayoría por irregularidades en tasas de entradas y salidas de vehículos, Resol, aperturas o cambios de titularidad de establecimientos.

Además, se han realizado 139 actuaciones derivadas de la inspección de plusvalías, 156 comprobaciones de documentación previas a la apertura de negocios, 178 diligencias de bajas de negocios, 152 informes realizados sobre impuestos a petición de personas, negocios o departamentos, 85 solicitudes de información por parte de personas y 79 requerimientos de documentación, entre otros asuntos.

"Queremos poner al descubierto aquellos negocios que incumplen la normativa, como presentar la declaración de alta, así como comprobar la corrección de las declaraciones efectuadas por los establecimientos. Con ello, pretendemos descubrir negocios o comercios clandestinos, comprobar que todos cuentan con la documentación en regla, quién es el titular, si cumplen con todos los requisitos y, sobre todo, evitar la competencia desleal y el fraude fiscal", ha indicado Malo.

Además, la edil también ha destacado la vigilancia de aquellas actividades económicas que generan plusvalías para el Ayuntamiento y que no se dan a conocer o se ocultan deliberadamente, propiciando un perjuicio para la ciudad.

La edil ha recordado que "vivimos una época complicada en la que el Ayuntamiento Fuengirola está haciendo importantes esfuerzos. Este equipo de gobierno aprobó en 2008 el Plan de Austeridad y mantiene los impuestos congelados desde entonces. Son medidas importantes para apoyar a las familias y a las empresas de Fuengirola, esfuerzo que a su vez hacen las empresas y autónomos de la ciudad".

Es importante resaltar que, de forma paralela al control de los pagos, licencia de aperturas y otras normativas, "se aprovecha para actualizar los padrones y comprobar que los datos que tenemos son los correctos. Con la documentación en mano los inspectores comprobarán por ejemplo si la actividad declarada es correcta o si los metros cuadrados declarados son los que están registrados".

La responsable municipal de Economía y Hacienda ha apuntado que el Plan de Inspección se aprobó en noviembre y comenzó su función a principios de este mes de enero. Para ello, se ha dividido la ciudad en 10 zonas. Éstas se asignan a los inspectores así como a los agentes tributarios de forma aleatoria. Las inspecciones se pueden realizar tanto en horario de mañana como de tarde.

Por otro lado, Malo ha explicado que a la hora de llevar a cabo estas funciones existe una estrecha colaboración con la Policía Local y con otros departamentos municipales.

El Plan de Inspección cuenta con un equipo de trabajo de seis personas: un jefe de negociado, dos inspectores y tres agentes tributarios.