Arranca la remodelación de la calle Pulpo con un ahorro para las arcas municipales de 100.000 euros

Los trabajos renovarán una calle que se encontraba sin infraestructuras y la dotarán de espacio ordenado para 45 aparcamientos junto al paseo marítimo.

La concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Fuengirola, Ana Mula, ha visitado hoy el inicio de los trabajos de remodelación de la calle Pulpo, después de que el Ayuntamiento aceptara en el último pleno ordinario celebrado el pasado 30 de abril la cesión de parte de los terrenos que integran el vial, ubicado en el paseo marítimo de Los Boliches, realizada por la comunidad de propietarios del edificio Mediterráneo.

Mula ha agradecido a la comunidad de propietarios del edificio la cesión de los terrenos, "ya que este espacio estaba catalogado en el plan general como público, pero pertenecía a la comunidad de propietarios. Ahora, tras la cesión, podemos acometer estos trabajos de dotación de infraestructuras, que esperamos que terminen durante el mes de julio, aproximadamente".

La edil ha informado que los trabajos consisten en la dotación a la calle de un vial en condiciones, con calzada, acerado, alumbrado público y un espacio regularizado y controlado para 45 aparcamientos, "ya que la calle se encontraba sin urbanizar, siendo un espacio de terrizo". Además, también se aprovechará para mejorar el acceso peatonal a la avenida de Los Boliches, situado en el extremo superior de la vía.

Con respecto al presupuesto de la obra, en caso de salir a licitación supondría un desembolso de 140.000 euros. Sin embargo, al realizar la obra con medios propios a través de los Servicios Operativos, el Consistorio consigue un ahorro de 100.000 euros.

Los trabajos cuentan con un plazo de ejecución de 3 meses y se desarrollarán sobre una superficie de actuación de 1.830 metros cuadrados. La calle quedará en su conjunto con el mismo diseño estético empleado en el resto de la ciudad. Al estar ubicada junto al arroyo Pajares, se instalará además una barandilla de protección a lo largo de la ribera del mismo para evitar riesgos.

Con respecto al mobiliario urbano, se dotará a la vía de 9 farolas, 2 bancos de fundición, 3 papeleras y 12 pilonas. "Estamos muy satisfechos con este proyecto, que permitirá la incorporación de la vía a la imagen ordenada y remodelada de la ciudad y la creación de una zona de aparcamientos adecuada que tendrá mucha importancia al estar junto al paseo marítimo y que estará controlada por la zona azul", ha resaltado mula.

Cabe recordar que en el acuerdo de cesión aprobado en pleno se estipula que dicha comunidad cede 395 metros cuadrados necesarios para poder acometer las obras de dotación de infraestructuras y finalización de la calle Pulpo y, por su parte, el Ayuntamiento se compromete a realizar una actuación en la zona de aparcamiento interior de la comunidad de propietarios, llevar a cabo labores de pintura de la zona de cocheras de la misma y que dicho espacio sea incluido en la zona azul, una vez finalizadas las obras de urbanización, a petición de los propios vecinos de esta comunidad.

Durante el debate plenario, la edil quiso aclarar que "los únicos responsables de que esta cesión se haya dilatado tanto en el tiempo y no se efectuara de forma gratuita y como venía siendo obligado por el planeamiento en vigor en su momento han sido los que eran los responsables de la gestión de este ayuntamiento a finales de los años 70 principios de los 80, es decir, el Partido Socialista, quienes no obligaban a la cesión con carácter previo a la primera ocupación y por tanto a la inscripción en el registro de la propiedad municipal".