El Ayuntamiento insta a la Junta a iniciar los trámites para la ampliación del puerto deportivo, estableciendo 2014 como fecha máxima para iniciar las obras

Ayuntamiento de Fuengirola ha aprobado en pleno por unanimidad de todos los grupos políticos una moción en la que se insta a la Junta de Andalucía a iniciar los trámites oportunos para la remodelación y ampliación de las instalaciones del puerto deportivo de la ciudad, planteando plazos concretos para dicha tarea. Así, señala que la redacción del proyecto y concurso para la ejecución del mismo debería realizarse en 2013, indicando como fecha máxima para el inicio de las obras el año 2014. La propuesta insta además a la Consejería de Fomento y Vivienda a derogar el Decreto 368 /2011 que mantiene un canon "asfixiante" a la empresa municipal que gestiona el puerto, ya que dicho canon se ha incrementado en más de un 300% desde 2006. En caso de que no se pueda derogar el decreto mencionado, se propone su suspensión hasta alcanzar un acuerdo con los puertos andaluces.

El concejal de Turismo y Puerto Deportivo S.A.M., Ignacio Souviron, ha recordado que se trata de un "asunto enconado debido a la situación de bloqueo por parte de la Junta de Andalucía a la remodelación que llevamos 20 años reclamando y por el canon abusivo aplicado a todos los puertos, entre ellos el de Fuengirola, que provoca que dicho canon se haya incrementado en un 300%". En este sentido, ha recordado que, a principios del pasado mes de junio, la alcaldesa, Esperanza Oña, ya solicitó una cita con la nueva Consejera de Fomento con el objetivo de que se permita la remodelación y ampliación del puerto.

El edil ha indicado que, si no se afronta la revisión a la baja del canon excesivo y la ampliación y remodelación, el puerto deportivo se hace "inviable". Souviron ha señalado que "el puerto está anticuado, en mal estado, separado de la ciudad y necesita una remodelación y ampliación inmediata para que sea un motor económico para la ciudad". "Se trata de un puerto que se ha quedado pequeño, obsoleto, deteriorado y que el equipo de gobierno del PP quiere integrar en la ciudad, que ésta se abra al mar a través de unas instalaciones modernas y atractivas, por lo que queremos sentarnos con la Junta para plantear un proyecto real, factible, que tenga en cuenta a la ciudad de Fuengirola y con unos plazos concretos", ha destacado Souviron.

Con respecto al canon, ha indicado que en el año 1985 se pagaba 65.000 euros a la Junta, pasando a 116.000 euros en 2006, fecha desde la que se incrementa el canon de forma unilateral en más de un 300%, hasta los 437.000 euros sin IVA de 2012, lo que supone más del 50% del presupuesto del puerto. Una subida desproporcionada e injusta que, según ha indicado, se encuentra recurrida ante el Tribunal Supremo por parte de la Asociación de Puertos Deportivos Marinas de Andalucía y también ante el Tribunal de la Competencia, ya que estos incrementos sólo se aplican a los puertos que no gestiona de forma directa el Gobierno andaluz.

Por último, el edil ha resaltado que "Fuengirola es una ciudad de gran potencial turístico y el puerto deportivo debe ser una locomotora para que la ciudad pueda seguir generando empleo y riqueza con instalaciones acordes al siglo XXI, modernas, con más atraques, con la posibilidad de atraer cruceros y con un canon revisado que lo haga viable".

Por su parte, Esperanza Oña ha destacado que "Fuengirola está haciendo lo que debe y luchará hasta el final por la ampliación del puerto", resaltando que la aprobación de esta moción con el acuerdo de PP, PSOE e IU es "el punto óptimo para poder trabajar de forma consensuada", ya que "llevamos 20 años pidiendo algo que no se produce".

Cabe recordar que la primera edil remitió el 6 de junio una carta a la nueva consejera de Fomento de la Junta, Elena Cortés (IU), solicitando una cita de trabajo para hablar de este asunto. Oña aseguró haber hablado ya con el actual vicepresidente de la Junta y coordinador general de IU, Diego Valderas, para decirle "que tiene que tratar el asunto del puerto deportivo ya no ni con cariño, sino con un mínimo interés, algo que me ha asegurado que así será".

"Llevamos 20 años de promesas incumplidas, 20 años de menosprecio a nuestra ciudad o indiferencia cuando menos", declaró Oña, recordando que el puerto deportivo es propiedad de la Junta de Andalucía y por eso está en esas condiciones; "si fuera de titularidad municipal, ya le habríamos sometido a las mismas reformas que hemos hecho en toda la ciudad, pero lo cierto es que la Junta de Andalucía es responsable de que el puerto nunca cambie de aspecto, nunca mejore sus zonas comerciales, nunca amplíe sus puntos de atraque o que nunca sea más atractivo y completo".

La regidora valoró que la no ampliación del puerto deportivo "es una especie de boicot que se hace a Fuengirola en dos vertientes fundamentales. Por una parte, la turística, porque sería un enorme atractivo turístico que Fuengirola tuviera un puerto deportivo moderno como el que deseamos, con un proyecto sugerente, que responda a las necesidades que tiene nuestra ciudad, con más puntos de atraque y la posibilidad de recibir cruceros; por otra parte, se hace boicot al empleo, ya que podemos imaginar la cantidad de puestos de trabajo que daría un puerto deportivo nuevo y que probablemente resolvería de una manera casi total los problemas de desempleo de nuestra ciudad por muchos años".


Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies