El Ayuntamiento inicia una campaña de sensibilización en la calle para favorecer el ahorro de agua

Medio Ambiente cifra en 40.700 litros el agua que cada familia puede ahorrar al año si se adoptan las medidas oportunas. Se repartirán trípticos informativos y 1.570 eco-reductores.
La concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Fuengirola, María Jesús Pascual, ha informado hoy del inicio el próximo miércoles, 20 de mayo, de la campaña de sensibilización para favorecer el ahorro de agua. Será en la Plaza de la Constitución a partir de las 11:00 horas. Dicha iniciativa tiene por objeto concienciar a las familias de la importancia de ahorrar agua en los hogares. Para ello, se entregarán trípticos informativos con consejos prácticos y se regalarán 1.570 eco-reductores que pueden generar un ahorro al año para familias de 3 personas de 40.700 litros de agua y además, evitar la emisión de 166 kilogramos de CO2 a la atmósfera.

Pascual ha explicado que “se trata de un problema en el que es muy importante mentalizar a los ciudadanos”. La edil indicó que cada día se desperdician más de 2.500 millones de litros de agua en el consumo urbano de España, un gasto inútil que, de reducirse, acabaría con buena parte de los problemas de sequía que afectan al país y a la provincia.

La campaña parte con el objetivo de conseguir una concienciación ciudadana que incida en el ahorro de agua. Tanto es así que según ha explicado la edil, cada familia podría lograr un ahorro de 40.700 litros al año a través de la aplicación de un “eco-reductor” en todos los grifos de la casa y con la aplicación de hábitos de ahorro. 

Para ello, el Consistorio pondrá en marcha esta campaña informativa la próxima semana en diferentes puntos de la ciudad. Además, se repartirán 1.570 “eco-reductores”, un dispositivo que se instala en los grifos y que reduce considerablemente el gasto de agua sin que se note en su uso. En este sentido, la edil ha señalado que se trata de “llamar la atención sobre su uso”, ya que no podemos repartirlo a todos los hogares.
Pascual ha recordado que el Ayuntamiento lleva a cabo una revisión continua de la red de suministro de agua potable a través de las remodelaciones de calles consiguiendo un nivel mínimo de pérdidas, además de otras medidas como la utilización de agua no potable para baldeo y para el riego de parques, el horario reducido en duchas de playas o la inclusión en el PGOU de la obligación de incluir sistemas de ahorro de agua en la cisternas. Todas estas medidas han propiciado que el consumo se haya reducido en 130.000 metros cúbicos de agua hasta primeros de julio con respecto al mismo período de 2007.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies