El Ayuntamiento aprobará una línea de ayudas al pago de impuestos para empadronados que sustituirá a las subvenciones, anuladas por el Tribunal Supremo a instancias del PSOE

los importes abonados por IBI, IVTM y basura.
Oña-ayudas-impuestos

La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, ha anunciado en rueda de prensa que el Tribunal Supremo dictó el pasado 14 de noviembre sentencia firme mediante la cual se anulan las subvenciones para empadronados del 30% del pago de los impuestos, mientras que la ejecución de la sentencia llegó al Consistorio el pasado día 21 de enero. En este sentido, la regidora ha señalado que hoy mismo se notifica al tribunal el cumplimiento de la sentencia, además de anunciar que el Ayuntamiento aprobará en el próximo pleno municipal una nueva línea de ayudas a vecinos empadronados mediante la cual los fuengiroleños recibirán el 30% de los importes abonados en concepto de IBI, IVTM y la nueva tasa de basuras, de forma que "ningún fuengiroleño se va a perjudicar por la sentencia ni por la artimaña provocada por el PSOE de Fuengirola".

Oña ha recordado que la ordenanza entró en vigor en 2004 como resultado de una propuesta del equipo de gobierno, con la que se aplican descuentos del 30% en los pagos impositivos a los empadronados en Fuengirola. Una medida que se adoptó en justa correspondencia con los criterios que aplica el Gobierno de España para asignar una cantidad monetaria a cada municipio en función del censo y no de la población real. Esto supone un problema en el caso de los municipios turísticos, que deben atender a una población que normalmente duplica la censada y que, en distintos períodos del año, llega a triplicarla.

En dicho año 2004, a instancias del PSOE de Fuengirola que animaba a personas no empadronadas a llevar a los juzgados las subvenciones, se recurrió la referida ordenanza. La iniciativa del PSOE obtuvo una sentencia que anulaba la Ordenanza de Subvenciones para el año 2004 y que, ahora, tras ser recurrida por el PP, cuenta con sentencia en firme del Tribunal Supremo. La primera edil ha recordado que, tras la primera sentencia, el Ayuntamiento recurrió y esperó a que hubiera sentencia firme, decisión que el PSOE llevó a los tribunales nuevamente recurriendo a la vía penal. El TSJA decidió que no había delito pero dictaminó que no se aplicara la ordenanza a nuevos conceptos hasta que no hubiera sentencia firme del Tribunal Supremo, la cual llegó el pasado mes de noviembre.

"La sentencia tumba toda nuestra política de subvenciones gracias al Partido Socialista, que ha hecho una aportación impresionante a la ciudadanía de Fuengirola" ha ironizado Oña, añadiendo que "supongo que los ciudadanos de Fuengirola tienen motivos más que suficientes para pedirle explicaciones al Partido Socialista por su pésima conducta".

La alcaldesa ha informado que desde noviembre hasta que ha llegado la ejecución de la sentencia "hemos trabajado en una línea de ayudas alternativa que subsane completamente la sentencia. Es decir, los ciudadanos de Fuengirola van a seguir recibiendo ayuda para el pago de sus impuestos en las mismas cuantías que hasta ahora". Para ello, se han elaborado unas bases que regularán estas ayudas y que se llevarán al próximo pleno con el nombre de "Concesión de ayudas a los ciudadanos de Fuengirola para paliar la crisis económica". Según ha añadido, dicha alternativa se ha elaborado para que no entre en colisión con lo dictado por el Tribunal Supremo, contando con informe favorable del Interventor municipal y de la Asesoría Jurídica.

"Por mucho que lo intente el Partido Socialista, yo le prometí a los fuengiroleños que si dependía del esfuerzo de este equipo de gobierno iban a seguir teniendo ayudas para pagar los impuestos", ha afirmado Oña. En este sentido, ha indicado que las personas que no tengan domiciliado el pago de sus impuestos tendrán que solicitar la ayuda municipal según las bases que se aprobarán en el Pleno municipal, ya que "el tribunal nos dice que no podemos aplicar la subvención del 30% en el mismo recibo".

La regidora ha aclarado que "los ciudadanos empadronados ahora tendrán que pagar un 30% más, pero se le dará una ayuda económica de la cuantía equivalente al 30% de IBI, de la nueva tasa de basura, que ahora sí podrá contar también con ayuda, y del impuesto de vehículos. Será una ayuda que se recibirá aparte del pago de los impuestos, pero la cuantía será idéntica".

"Ningún fuengiroleño se va a perjudicar por la sentencia del Tribunal Supremo ni por la artimaña del Partido Socialista por entorpecer y dificultar la vida de los ciudadanos en el pago de sus impuestos", ha destacado, valorando que "es increíble que el PSOE de Fuengirola haya recurrido esto, pero lo ha hecho, denunciándonos incluso por la vía penal y haciendo una campaña para que la gente se rebelara contra las subvenciones".

La primera edil ha anunciado que se realizará una campaña informativa clara para que todos los ciudadanos se enteren de que todas las personas que estén empadronados en Fuengirola recibirán esta ayuda para el pago de sus impuestos. Para ello, las bases establecen los mismos requisitos que en la ordenanza de subvenciones: "estar empadronados a día 31 de diciembre del año inmediatamente anterior al de la concesión de la ayuda; ser sujeto pasivo de los impuestos de los que se van a beneficiar y estar al corriente de pago de todas sus obligaciones tributarias".

Para cobrar las ayudas, los empadronados tendrán dos posibilidades. Por un lado, las personas cuyos impuestos estén domiciliados no tendrán que solicitar la ayuda, ya que se les concederá de forma automática cuando paguen. Por otro lado, las personas que no tengan los recibos domiciliados tendrán que presentar una solicitud en tiempo y forma para recibir la ayuda del 30%. "La pena es que no puede darse la ayuda en el mismo momento del pago, aunque el PSOE ha pretendido que no hubiera ayuda de ninguna manera", ha resaltado Oña.

En esta línea, la regidora recuerda que la anulación de la subvención en los impuestos no ha sido decisión del equipo de gobierno sino del PSOE, cuya decisión ha sido durante casi una década impedir que los vecinos cobren la subvención en sus impuestos. "Para mí lo primero es ayudar a los vecinos a pagar sus impuestos, que les sea mucho más fácil vivir en Fuengirola que en otras ciudades, que el empadronamiento en Fuengirola se siga fomentando, porque recibimos ayudas del Estado y de la Junta de Andalucía en función al número de personas empadronadas", ha declarado Oña.

Por último, la regidora ha criticado la decisión del PSOE de Fuengirola de ir contra las subvenciones a los empadronados, ya que "el PSOE no lo ha recurrido en ningún otro sitio", tachando de "incoherente" la actitud del PSOE local al ir en contra de los intereses de sus vecinos.


Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies