Fuengirola aprueba una línea de ayudas a empadronados para el pago de impuestos por la misma cuantía que las subvenciones anuladas por el Tribunal Supremo a instancias del PSOE

Gracias a esta medida, los vecinos recibirán a posteriori el 30% de los importes abonados por IBI, IVTM y basura.
Oña-Pleno-Enero

El Ayuntamiento de Fuengirola ha aprobado en Pleno, con los votos a favor de PP e IU y la abstención de PSOE, las Bases Reguladoras para la concesión de ayudas económicas a los empadronados de la ciudad para paliar las dificultades económicas. Gracias a esta medida, los vecinos de Fuengirola podrán seguir percibiendo la misma cuantía del 30% del importe del IBI, IVTM y la Tasa de Gestión Medio Ambiental de Residuos (antigua tasa de basuras), que es la cantidad que se descontaba en el propio recibo de los tributos mencionados. Estas antiguas subvenciones han sido anuladas por el Tribunal Supremo a instancias de la demanda promovida por el PSOE en 2004 contra dichos descuentos.

Cabe recordar que el Tribunal Supremo dictó el pasado 14 de noviembre sentencia firme mediante la cual se anulan las subvenciones para empadronados del 30% del pago de los impuestos, mientras que la ejecución de la sentencia llegó al Consistorio el pasado día 21 de enero. En este sentido, el día 23 de enero se notificó al tribunal el cumplimiento de la sentencia. En este período entre noviembre y enero, el Ayuntamiento trabajó en la elaboración de la nueva línea de ayudas a vecinos empadronados, mediante la cual los fuengiroleños recibirán a posteriori el 30% de los importes abonados en concepto de IBI, IVTM y la nueva tasa de basuras.

La nueva línea de ayudas, que se ha elaborado para que no entre en colisión con lo dictado por el Tribunal Supremo, cuenta con informe favorable del Interventor municipal y de la Asesoría Jurídica. En este sentido, la gran diferencia con las subvenciones anuladas es que no se puede aplicar la subvención del 30% en el mismo recibo. Así, a través de la nueva normativa los empadronados tendrán dos posibilidades cobrar las ayudas. Por un lado, las personas cuyos impuestos estén domiciliados no tendrán que solicitarla, ya que se les concederá de forma automática cuando paguen. Por otro lado, las personas que no tengan los recibos domiciliados tendrán que presentar una solicitud en tiempo y forma para recibir la ayuda del 30%.


Cabe recordar que la anterior ordenanza reguladora de las subvenciones entró en vigor en 2004 como resultado de una propuesta del equipo de gobierno, con la que se aplican descuentos del 30% en los pagos impositivos a los empadronados en Fuengirola. Una medida que se adoptó en justa correspondencia con los criterios que aplica el Gobierno de España para asignar una cantidad monetaria a cada municipio en función del censo y no de la población real. Esto supone un problema en el caso de los municipios turísticos, que deben atender a una población que normalmente duplica la censada y que, en distintos períodos del año, llega a triplicarla.

En dicho año 2004, a instancias del PSOE de Fuengirola que animaba a personas no empadronadas a llevar a los juzgados las subvenciones, se recurrió la referida ordenanza. La iniciativa del PSOE obtuvo una sentencia que anulaba la Ordenanza de Subvenciones para el año 2004 y que, ahora, tras ser recurrida por el PP, cuenta con sentencia en firme del Tribunal Supremo. Cabe resaltar que, tras la primera sentencia, el Ayuntamiento recurrió y esperó a que hubiera sentencia firme, decisión que el PSOE llevó a los tribunales nuevamente recurriendo a la vía penal. El TSJA decidió que no había delito pero dictaminó que no se aplicara la ordenanza a nuevos conceptos hasta que no hubiera sentencia firme del Tribunal Supremo, la cual llegó el pasado mes de noviembre.

Las bases aprobadas para la concesión de las ayudas económicas establecen los mismos requisitos para su concesión que en la anterior ordenanza de subvenciones: "estar empadronados a día 31 de diciembre del año inmediatamente anterior al de la concesión de la ayuda; ser sujeto pasivo de los impuestos de los que se van a beneficiar y estar al corriente de pago de todas sus obligaciones tributarias".

Oña ha recordado en el debate plenario que "el PSOE, con García León a la cabeza, ha estado desde el año 2004 persiguiendo la eliminación de las subvenciones". Con respecto a la propuesta del PSOE de conceder las ayudas en base a los ingresos de la familia y al número de personas empadronadas en cada domicilio, la regidora ha explicado que es del todo punto inviable, ya que no se pueden contrastar realmente los ingresos de las unidades familiares y que el padrón se actualiza cada 10 años, de forma que la propuesta del PSOE requeriría una labor de vigilancia y comprobación casa por casa para averiguar el número de integrantes de la familia cada año y los ingresos reales. Y es que, según ha indicado, hay numerosos supuestos de ingresos familiares que no son declarados. Sin ir más lejos, las personas que ganan menos de 22.000 euros no están obligadas a presentar declaración de la renta. Además, ha destacado que la propuesta del PSOE supondría una subida de impuestos encubierta para mucha gente, ya que sólo plantea la concesión de una única bonificación por vivienda o local comercial.

A este respecto, Oña ha indicado que el propio Interventor municipal señala que la propuesta del PSOE tropieza con la necesidad de una infraestructura de personal de tal calibre que es impracticable e inviable, además de ir en contra de la Ley por la necesidad de contratar a más personal.

En esta línea, la primera edil ha recordado que el Ayuntamiento cuenta desde hace muchos años con "planes de pago fraccionados para los vecinos y se firman ayudas económicas e incluso exención de impuestos a familias con dificultades para pagar. Además, existe un departamento municipal de becas, de forma que nadie en Fuengirola se queda sin hacer una actividad por motivos económicos".

Oña ha criticado la actitud del portavoz socialista, García León, acusándole de ser "enemigo de Fuengirola". "Usted es el único concejal de España que ha logrado que a los residentes en la ciudad a la que usted tiene que defender se les quiten las bonificaciones en los impuestos", ha señalado, insistiendo en que "los fuengiroleños no pueden tener una subvención directa del 30% de sus impuestos gracias al PSOE de Fuengirola".

Plan de EmpleoEl Pleno ha aprobado de forma definitiva los presupuestos para el año 2013, que ya fueron aprobados inicialmente en el pleno celebrado el pasado 21 de diciembre de 2012. Ante la alegación presentada por el PSOE para la inclusión de un Plan de Empleo sin especificar más su contenido, la alcaldesa, Esperanza Oña, ha indicado que en los presupuestos ya se ha incluido una partida para la puesta en marcha de un plan especial de empleo, además de recordar que las competencias exclusivas en materia de empleo corresponden a la Junta de Andalucía, gobernada por PSOE e IU.

La primera edil ha vuelto a recordar que esta opción le fue planteada a la oposición para trabajar conjuntamente en su desarrollo. Mientras que IU aceptó la propuesta del equipo de gobierno, el PSOE prefirió seguir adelante con su propuesta, que no se encontraba articulada. "Lo cierto es que el PSOE no ha planteado ningún plan, sino que ha pedido al equipo de gobierno que lo haga y nosotros ya lo habíamos planteado anteriormente a los partidos políticos", ha puntualizado.

Así, Oña ha avanzado que ya se trabaja en la creación de un plan especial de empleo: "La idea es hacer convenios con empresas locales para que ellas puedan contratar a personas de Fuengirola, por lo que sí cumpliría la legalidad", ha destacado, recordando que por mandato del Gobierno central los ayuntamientos tienen prohibido realizar nuevas contrataciones de personal.


Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies