El Ayuntamiento dividirá en dos tramos el cobro de los impuestos para aplicar la ayuda del 30% a empadronados sin que éstos deban adelantar dicho importe

beneficiándose del 30% de los importes de IBI, IVTM y basura
OÑA LÍNEA AYUDA EMPADRONADOS IMPUESTOS2

El Ayuntamiento de Fuengirola dividirá en dos períodos el cobro de los impuestos por IBI, IVTM y Tasa de Gestión Medioambiental de Residuos con el fin de que los vecinos empadronados puedan beneficiarse con mayor comodidad y facilidad de la nueva línea de ayudas aprobada para paliar las dificultades económicas y que viene a sustituir a las anteriores subvenciones anuladas por los tribunales a instancias del PSOE.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa la alcaldesa, Esperanza Oña, explicando que se prevé establecer un primer período de pago de estos impuestos por una cuantía del 70% del importe total, de forma que posteriormente se giraría un segundo recibo por valor del 30% restante. Así, las personas empadronadas en Fuengirola que cumplan los requisitos para recibir la ayuda no tendrían que hacer frente a este segundo pago.Gracias a esta medida, los vecinos de Fuengirola podrán seguir pagando lo mismo que en 2012 por los impuestos mencionados, siempre que estén al corriente de sus pagos con el Consistorio.

 Oña ha indicado que a aquellos ciudadanos empadronados que paguen en su período voluntario el primer importe del 70% se les compensará automáticamente el segundo recibo, al aplicárseles directamente la nueva ayuda aprobada por valor del 30% del impuesto. Dicha ayuda viene a sustituir a las antiguas subvenciones, que han sido anuladas por el Tribunal Supremo a instancias de la demanda promovida por el PSOE en 2004 contra dichos descuentos.La regidora ha recordado a los ciudadanos que para poder recibir cualquier ayuda es imprescindible que estén al corriente en el pago de sus impuestos, ya que "es ilegal dar una ayuda económica a una persona que deba dinero al Ayuntamiento, algo que no podemos eludir".

Oña ha recordado que los requisitos para poder recibir la ayuda son los mismos que los exigidos para las anteriores subvenciones: "estar empadronados a día 31 de diciembre del año inmediatamente anterior al de la concesión de la ayuda; ser sujeto pasivo de los impuestos de los que se van a beneficiar y estar al corriente de pago de todas sus obligaciones tributarias"."Gracias a esta fórmula, los ciudadanos empadronados que cumplan los requisitos van a poder pagar el mismo importe que venían pagando. Por ello, insto a todas las personas a que vengan a ponerse al corriente si no lo están, que miren ya cuántas deudas pueden tener con el Ayuntamiento y la afronten, de manera que cuando empiece a cobrarse en periodo voluntario los distintos impuestos esté al corriente para poder beneficiarse de la ayuda, que equivale al 30% del coste de los impuestos¿, ha destacado.La primera edil ha lamentado que se tenga que variar la forma de cobrar los impuestos, recordando que "el PSOE es el único responsable de que tengamos que cambiar nuestra forma de cobrar los impuestos y de que tengamos que establecer otros procedimientos". Así, ha indicado que esta nueva línea de ayudas está al margen de los impuestos aunque la cuantía venga a ser la misma que se subvencionaba antes, añadiendo que las nuevas ayudas cuentan con los informes favorables del Interventor y de la Asesoría Jurídica municipal.

Cabe recordar que el Tribunal Supremo dictó el pasado 14 de noviembre sentencia firme mediante la cual se anulan las subvenciones para empadronados del 30% del pago de los impuestos, mientras que la ejecución de la sentencia llegó al Consistorio el pasado día 21 de enero. En este sentido, el día 23 de enero se notificó al tribunal el cumplimiento de la sentencia. En este período entre noviembre y enero, el Ayuntamiento trabajó en la elaboración de la nueva línea de ayudas a vecinos empadronados aprobada en el pleno del mes de enero.

La anterior ordenanza reguladora de las subvenciones entró en vigor en 2004 como resultado de una propuesta del equipo de gobierno, con la que se aplicaban descuentos del 30% en los pagos impositivos a los empadronados en Fuengirola. Una medida que se adoptó para fomentar el empadronamiento, ya que el Gobierno de España asigna una cantidad monetaria a cada municipio en función del censo y no de la población real. Esto supone un problema en el caso de los municipios turísticos, que deben atender a una población que normalmente duplica la censada y que, en distintos períodos del año, llega a triplicarla.

En dicho año 2004, a instancias del PSOE de Fuengirola que animaba a personas no empadronadas a llevar a los juzgados las subvenciones, se recurrió la referida ordenanza. La iniciativa del PSOE obtuvo una sentencia que anulaba la Ordenanza de Subvenciones para el año 2004 y que, tras ser recurrida por el Consistorio, cuenta ahora con sentencia en firme del Tribunal Supremo.

Además, tras la primera sentencia, el Ayuntamiento recurrió y esperó a que hubiera sentencia firme, decisión que el PSOE llevó a los tribunales nuevamente recurriendo a la vía penal. El TSJA decidió que no había delito pero dictaminó que no se aplicara la ordenanza a nuevos conceptos hasta que no hubiera sentencia firme del Tribunal Supremo, la cual llegó el pasado mes de noviembre. Oña ha concluido recordando que "tenemos toda esta problemática porque el PSOE hizo una campaña contra las subvenciones de impuestos hasta que logró una sentencia que las anulaba, algo que no ha hecho en ningún otro municipio con subvenciones similares".


Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies