Fuengirola no tiene ninguna palmera pública afectada por el picudo rojo, lo que da muestra del importante trabajo que se está realizando desde el Ayuntamiento

Fuengirola ha sido pionera en Andalucía en incluir el tratamiento preventivo contra el Picudo Rojo en sus ordenanzas municipales. Además, Zonas Verdes cuenta con un censo de todas las palmeras del municipio susceptibles de ser afectadas por esta plaga y se han instado cebos en las palmeras públicas como medida preventiva.

La concejala de Zonas Verdes del Ayuntamiento, María Jesús Pascual, ha informado que actualmente, Fuengirola no tiene ninguna palmera pública afectada por el Picudo Rojo. Además, ha recordado que Fuengirola ha sido el primer municipio de Andalucía en incluir dentro de sus Ordenanzas Municipales un tratamiento preventivo contra este escarabajo. Decreto que ha servido de ejemplo para otros municipios que llevan tiempo sufriendo este problema. La ordenanza municipal de Zonas Verdes exige a las personas o entidades propietarias de palmeras emprender un tratamiento preventivo contra esta conocida plaga. Además, el Ayuntamiento cuenta con un censo de las palmeras canaria y datilera que existen en el municipio, para así poder responder con mayor eficacia a la aparición de nuevos ejemplares afectados.

Pascual ha querido destacar que “es un orgullo para Fuengirola decir que el número de palmeras públicas afectadas por el picudo rojo es cero. No tenemos ninguna palmera municipal dañada, lo que da muestra del importante trabajo que desde el Ayuntamiento se viene realizando para combatir la plaga de este escarabajo”. En este sentido, la edil ha expresado que “nuestra intención y nuestro trabajo siempre se ha centrado en frenar la propagación del Picudo Rojo, para lo cual se aprobó en el Pleno del 29 de octubre de 2007 la ampliación de la ordenanza municipal, que se publicó el 1 de febrero de 2008 en el BOP. Entre otros aspectos, en ella se incorporan medidas sancionadoras para aquellas personas que no cumplan el protocolo de tratamiento o no realicen los tratamientos indicados”.

Cabe recordar que la competencia en las talas y correcta eliminación de las palmeras corresponde al departamento de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía, que, según ha señalado, no está actuando desde septiembre de 2008.

Fuengirola ha sido el primer municipio de Andalucía en incluir el tratamiento preventivo contra esta plaga en sus ordenanzas municipales. Éstas incluyen medidas como: si los propietarios desconociesen el nombre de la especie a la que corresponden podrá reclamar ayuda y asesoramiento a los servicios municipales; los propietarios que aprecien que sus palmeras están afectadas deberán ponerlo en conocimiento de los servicios municipales de forma urgente; queda prohibida la limpieza y poda de estas especies mediante la utilización de pinchos de trepa y deberá cortarse únicamente las hojas amarillentas. Queda prohibido el afeitado del tronco; la poda deberá realizarse obligatoriamente entre los meses de diciembre, enero y febrero y los propietarios deberán seguir de forma preventiva el protocolo de tratamientos recomendado por el Servicio de Protección Vegetal, que podrá solicitar a los servicios municipales. Los tratamientos deberán ser realizados por empresas especializadas y deberá justificarlo ante la administración local si ésta lo demandase.

Además, Pascual ha avanzado que el Ayuntamiento ha colocado cebos en algunas palmeras públicas ubicadas en lugares como el Paseo Marítimo o en la calle Bernabé Tierno como medida preventiva.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies