El grupo de Policía Local de Paisano cumple sus objetivos y realiza más de 130 actuaciones

El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Fuengirola, Rodrigo Romero, ha ofrecido hoy los datos de los primeros meses de trabajo del grupo de Policía Local de Paisano, que empezó a funcionar el pasado mes de mayo con un grupo reducido de agentes. Durante estos dos meses han realizado más de 130 actuaciones en materia de vigilancia y seguimiento en los espacios públicos y parques de la ciudad. El objetivo de esta unidad es mejorar el servicio ciudadano prestado por el cuerpo y cuya función es detectar actitudes incorrectas o incívicas que vayan en contra de las ordenanzas municipales u otras delictivas sin que se detecte la presencia de los agentes.

Cabe destacar que el Ayuntamiento está haciendo una gran apuesta por mejorar la Policía Local en todos los sentidos. En estos momentos, se están realizando obras de ampliación en el edificio de la Jefatura, que aumentará en más del doble su superficie, permitiendo acoger las 28 nuevas plazas de policía que se incorporarán al servicio en junio de 2010. De esta forma, se creará un nuevo organigrama de trabajo más amplio en el que se puedan incluir nuevos servicios.

Romero ha explicado que la Policía de Paisano ha estado funcionando de forma experimental durante mayo y junio. “Podemos hacer un balance muy positivo del trabajo realizado en estos dos meses puesto que los resultados han sido muy buenos. Durante julio y agosto hemos suspendido este servicio para poder destinar todos los agentes a las labores diarias de Policía Local, pero este grupo retomará el trabajo una vez finalice la temporada estival”.

Según ha manifestado el edil, “la labor de la policía de paisano redunda en una mayor eficacia, ya que las infracciones se pueden detectar de forma más inmediata, al igual que la actuación correspondiente”. Para Romero, "esta unidad de paisano nos permite actuar en ocasiones en las que no lo podemos hacer de uniforme" y puso varios ejemplos como "la detección del consumo y el tráfico de drogas o los pequeños hurtos que se producen en los mercadillos".

Así, en estos dos meses de servicio, se han llevado a cabo investigaciones que han derivado en denuncias por diferentes motivos: animales peligrosos, consumo de estupefacientes, venta ambulante, delitos contra la propiedad intelectual, ley de extranjería, objetos peligrosos, entre otros.

Cabe recordar que, para poder crear este grupo de policía de paisano, se solicitó un permiso a la Subdelegación del Gobierno, que lo autorizó.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies