El Ayuntamiento denuncia que la Junta ha eliminado su aportación al Plan Provincial de Obras y Servicios

La concejala de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Fuengirola, Justina Martín, ha denunciado hoy en rueda de prensa que la Junta de Andalucía ha eliminado el 100% de su aportación al Plan Provincial de Obras y Servicios de la Diputación, así como la reducción de la inversión del Estado en 250.000 euros.

Martín ha recordado que ya el pasado sábado se conocía que la Diputación Provincial no ha ejecutado el 62% de las inversiones previstas en la provincia en 2010, lo que supone un montante de 129 millones de euros sin ejecutar. "Es una muestra más de la forma de gobernar del PSOE, cuyos incumplimientos se suceden en las administraciones públicas que gobierna, ya sea en la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial o el Gobierno Central. Así, en Fuengirola todo el mundo sabe que el hospital lleva 8 años prometido y sin noticias del mismo, aunque aparezca en los presupuestos años tras año, al igual que el tercer centro de salud para la ciudad", ha recordado Martín.

La edil ha señalado que, en el caso del Plan Provincial de Obras y Servicios, la Junta no ha aportado ni un euro para el presente año, castigando una vez más a la provincia malagueña, que ya es la que menos inversión por habitante recibe cada año del Gobierno andaluz.

"Estos recortes afectan a las arcas municipales. Todo el mundo sabe que los ayuntamientos, al ser la institución más cercana, estamos sufriendo especialmente los incumplimientos y recortes sociales de las administraciones superiores gobernadas por el PSOE. No es de extrañar que los consistorios deban destinar en torno al 30% de sus recursos a pagar servicios que son competencia de la Junta o el Gobierno", ha recordado.

Martín ha destacado que, debido a este nuevo recorte de la Junta de Andalucía, "tanto Fuengirola como el resto de municipios malagueños ven cómo sus expectativas de recibir más ayudas se ven mermadas o, simplemente, desaparecen".

Pese a todo, la edil ha recordado que a los gobiernos del PSOE "no les tiembla el pulso a la hora de subir los impuestos y los precios de los servicios básicos". Así, a la subida del IVA, la luz, la congelación de las pensiones, la eliminación de la deducción de impuestos por compra de vivienda, la desaparición del cheque bebé y demás medidas impuestas por el Gobierno central se suman los impuestos andaluces aprobados por la Junta de Andalucía.

"Todo el mundo nota ya cuando hace la compra cómo debe pagar a la Junta por las bolsas que utiliza. Una administración regional que además sube los impuestos a la clase media, sube el precio de la gasolina para pequeños negocios y autónomos y que se ha guardado su impuestazo estrella para después de las elecciones, cuando suban el precio del agua hasta un 30% camuflándolo en la factura de los ayuntamientos", ha declarado.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies