El Ayuntamiento califica la actitud del portavoz del GMS durante el Pleno de ayer de “soberbia y muestra de su incompetencia”

García León decidió abandonar el Pleno al no tener argumentos para plantear una propuesta de modificación de la ordenanza fiscal y dio muestras de su egocentrismo al obligar a sus compañeros a abandonar la sesión, lo cual provocó el enfrentamiento con los propios ediles socialistas.

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Fuengirola, Ana Mula, ha ofrecido hoy una rueda de prensa para aclarar que el debate del Pleno extraordinario celebrado ayer a propuesta del PSOE no se pudo celebrar debido a “la incompetencia del portavoz del Grupo Municipal Socialista de Fuengirola, García León, que no fue capaz de presentar una propuesta concreta y específica sobre modificación de las ordenanzas fiscales”.

“El GMS es responsable de la incertidumbre que pudiera haber en la ciudadanía al recurrir la Ordenanza General de Subvenciones de 2004 que establecía una subvención del 30% de los impuestos municipales a los vecinos empadronados a la que el PSOE se opone”, ha recordado Mula. En este sentido, ha explicado que el portavoz socialista, con su actitud, mostró ayer su verdadera cara.

“Por un lado, su incompetencia por no ser capaz de presentar una propuesta de verdad y definida, como así indicaron los informes presentados por el Interventor y la Secretaria municipal, ya que, si iba a presentar una propuesta de nueva ordenanza fiscal, debía concretarla. Se le propuso la posibilidad de hacerlo en el momento, pero su incompetencia llega a tal límite que no fue capaz de concretar o definir su propia propuesta”, ha explicado la edil.

“Por otro lado, dejó patente su soberbia por no querer estar en el siguiente pleno para debatir el mantenimiento de la ordenanza general de subvenciones y las últimas correcciones del PGOU previas a su aprobación definitiva. Fue tal su egocentrismo y soberbia que sus propios compañeros de grupo mostraron sus dudas para abandonar el salón de plenos, llegando incluso a enfrentarse verbalmente con su portavoz por adoptar dicha decisión de forma autoritaria, quedando en ridículo ante los vecinos”, ha valorado.

Mula ha afirmado que sigue sin comprender la alegría de León por intentar eliminar las subvenciones a los empadronados. “El equipo de gobierno de este Ayuntamiento sí sabe lo que quiere. Por eso, vamos a seguir manteniendo las subvenciones de impuestos a los empadronados siguiendo los consejos de nuestros informes jurídicos porque queremos seguir avanzando en las mejoras para la ciudad, queremos seguir aumentando la calidad de vida de los fuengiroleños, los equipamientos y servicios públicos de Fuengirola”.

Por último, la edil ha concluido su intervención afirmando que “al señor León le importa más su propio egocentrismo que los intereses de los fuengiroleños”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies